Saltar al contenido principal
Francia

Francia cobrará una tasa a los gigantes de Internet a partir del 1° de enero

Marcas tecnológicas llamadas GAFA, por las iniciales de las empresas.
Marcas tecnológicas llamadas GAFA, por las iniciales de las empresas. Damien MEYER / AFP

El gobierno francés anunció este lunes que aplicará a partir del año que viene un impuesto a los llamados GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon y otras empresas) sin esperar que la UE adopte una norma por sus masivas operaciones en el Viejo Continente.

Anuncios

"La tasa se aplicará a partir del 1 de enero de 2019 y por el conjunto del año 2019 por un monto que evaluamos en 500 millones de euros", anunció este lunes el ministro francés de Finanzas Bruno Le Maire.

Esta medida "podría ser introducida en la ley Pacto", aprobada en primera lectura por la Asamblea Nacional, que será presentada al Senado a principios del año próximo. "Es una posibilidad, pero tampoco es la única", explicó.

Sin embargo, el ministro precisó que este impuesto a los gigantes de internet, que Francia ha defendido hasta ahora sin éxito en la Unión Europea (UE), no se limitará a la facturación prevista en la directiva europea y se ampliará a los "ingresos por publicidad, plataformas digitales y reventa de datos personales".

En cuanto a los impuestos europeos, Le Maire no se da por vencido y espera que se adopte en marzo una directiva "por unanimidad".

El anuncio se produce en momentos en que los países europeos negocian desde el pasado marzo una directiva presentada por la Comisión europea que prevé la implementación de una tasa al volumen de negocios de los GAFA (Google, Amazon, Facebook, Apple), mientras se debate a escala mundial una solución para imponer fiscalmente a los gigantes de la red.

Francia, que estuvo en el origen de esta propuesta, esperaba inicialmente que se aprobara esta directiva antes del 31 de diciembre. Pero varios países, como Irlanda y Dinamarca, se opusieron en los últimos meses al proyecto. Alemania -que teme medidas de represalia estadounidenses contra su industria automotriz- se ha mostrado reticente.

Para tratar de salvar el acuerdo, París había propuesto junto a Berlín una versión aligerada del proyecto, que prevé la adopción de la directiva a más tardar en marzo de 2019, y que entre en vigor 2021.

Los bajos tipos impositivos pagados por los gigantes de la tecnología estadounidense en Europa han provocado repetidamente la ira de los votantes en muchos países europeos, pero el bloque de 28 miembros está dividido en cuanto a la forma de abordar el problema.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que agrupa a las principales economías del mundo, está trabajando en una propuesta para un nuevo esquema internacional que regule la tributación de las empresas tecnológicas.

Los responsables políticos de todo el mundo han tenido dificultades para gravar a los gigantes con sede en Estados Unidos, que dominan sus sectores a nivel internacional, pero que a menudo dirigen sus ingresos y beneficios a través de jurisdicciones con bajos impuestos para reducir sus responsabilidades.

La decisión de Francia de introducir el impuesto el 1 de enero podría estar motivada por preocupaciones presupuestarias nacionales, y el Ministerio de Hacienda buscaría nuevas fuentes de ingresos y ahorros.

Bajo la presión de los manifestantes de los "chalecos amarillos", el presidente Emmanuel Macron anunció la semana pasada una serie de medidas para las familias de bajos ingresos que han dejado un agujero de miles de millones de euros en el presupuesto de 2019.

Otros Estados miembros de la UE, como Gran Bretaña, España e Italia, también están trabajando en versiones nacionales de un impuesto digital, y Singapur e India también están planeando sus propios planes.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.