Saltar al contenido principal

Macron, ‘pésimo’ presidente según Salvini

El presidente Macron
El presidente Macron Ludovic Marin/Pool via REUTERS

El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, dijo que espera que los franceses van a liberarse de su ‘pésimo’ presidente. Deberían escoger a un político ‘más serio, representativo, concreto y coherente’ que Macron, agregó Salvini. El ministro Di Maio, por su parte, acusó a Francia de colonialismo en África.

ANUNCIOS

La declaración del co-vicepresidente y ministro del Interior italiano Matteo Salvini ilustra las relaciones cada vez más tensas entre París y Roma pero también se enmarca dentro de la campaña por las elecciones europeas del 23 y 26 de mayo en la que se enfrentan principalmente dos bloques: los populistas-nacionalistas, como Salvini, y los liberales-progresistas, como Macron.

Que un poderoso ministro de un gobierno europeo, el italiano Salvini, pida de manera explícita y poco elegante la derrota en las urnas de un vecino, el francés Macron, constituye una prueba adicional de la crisis que atraviesa la Unión Europea, que sigue buscando una solución al Brexit.

Y eso no es todo. El otro hombre fuerte del gobierno italiano, el viceprimer ministro Luigi Di Maio, pidió a la Unión Europea sanciones contra Francia porque este país, según él, empobrece a África con el franco CFA, considerada una divisa colonial. El franco CFA es usado por 155 millones de personas en 15 países africanos.

Esta moneda, cuya convertibilidad es garantizada por el Estado francés, le da estabilidad a 15 países africanos. A cambio, esos países tienen la obligación de depositar la mitad de sus reservas en el Tesoro galo.

Sin el franco CFA, Francia sería "la décimoquinta economía mundial" según Di Maio, en lugar de estar entre las diez primeras, como es el caso actualmente.

"Son declaraciones inaceptables y sin sentido", respondió la cancillería francesa que convocó de inmediato a la embajadora de Italia ante Francia.

A comienzos de enero, tanto Salvini como Di Maio, ministro también de Desarrollo Económico, se mostraron favorables a los chalecos amarillos. Meses antes, en junio del año pasado, durante la crisis del barco de migrantes Aquarius, el presidente Macron había denunciado el "cinismo" y la "irresponsabilidad" de Italia.

Por su parte, el jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, subrayó la "amistad histórica" entre Francia e Italia, tomando distancia de las declaraciones tanto de Salvini como de Di Maio.

"En una situación en la que Europa atraviesa una fase particularmente critica, agobiada por los flujos migratorios e incapaz de expresar una estrategia política común y solidaria, es legítimo preguntarse sobre la eficacia de las políticas globales emprendidas a nivel de la Unión Europea y a nivel de los Estados miembros".

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.