Saltar al contenido principal
REINO UNIDO

El Reino Unido rechaza repatriar a combatientes de Daesh

La administración semiautónoma kurda se niega a juzgar a los extranjeros y quiere devolverlos a sus países de origen.
La administración semiautónoma kurda se niega a juzgar a los extranjeros y quiere devolverlos a sus países de origen. AFP

El Reino Unido estimó este lunes que los combatientes extranjeros de la organización yihadista Estado Islámico deberían ser juzgados en la región donde cometieron crímenes, rechazando el llamado de Donald Trump a los países europeos para que repatrien a sus nacionales.

Anuncios

Este domingo, el presidente estadounidense Donald Trump instó a los europeos a que repatrien a sus cientos de ciudadanos detenidos en Siria tras su adhesión al grupo Estado Islámico (EI), con el fin de llevarlos ante la justicia.

“Estados Unidos pide a Gran Bretaña, Francia, Alemania y otros aliados europeos que repatrien a más de 800 combatientes del EI que capturamos en Siria para que sean juzgados”, declaró Trump. “No hay alternativa. (...) Estados Unidos no quiere que estos combatientes del EI se diseminen por Europa”, insistió.

En efecto, la administración semiautónoma kurda se niega a juzgar a los extranjeros y quiere devolverlos a sus países de origen. Pero las potencias occidentales son reacias a enfrentarse a la hostilidad de una parte de sus opiniones públicas.

El Reino Unido hizo saber este lunes que no piensa repatriar a sus ciudadanos. “Los combatientes extranjeros deben ser llevados ante la justicia de acuerdo con el procedimiento legal adecuado en la jurisdicción más apropiada”, dijo un portavoz de la primera ministra Theresa May. “Siempre que sea posible, esto debe ocurrir en la región donde se cometieron los crímenes”, agregó.

Alemania, en cambio, se dijo lista para juzgar a los combatientes alemanes que todavía están en Siria, aunque su repatriación se anuncia “extremadamente difícil”. Por su parte, París parece contemplar su vuelta. En Bélgica, el ministro de Justicia Koen Geens pidió una “solución europea” y llamó a “reflexionar tranquilamente y ver qué conlleva menos riesgos en términos de seguridad”.

Los yihadistas están acorralados en su último reducto, un sector de medio kilómetro cuadrado en Baghuz, en el este de Siria. No tienen otra opción que “rendirse”, advirtió este lunes una alianza árabo-kurda apoyada por Washington. Pero el futuro de sus combatientes no está definido.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.