Saltar al contenido principal
Rusia

Putin le dijo a los rusos lo que querían oír

Vladimir Putin ante el Parlamento en Moscú, este 20 de febrero de 2019.
Vladimir Putin ante el Parlamento en Moscú, este 20 de febrero de 2019. Sputnik/Alexei Nikolsky/Kremlin via REUTERS

“No vamos a esperar sino a mejorar la situación desde ahora”, aseguró el presidente ruso Vladimir Putin en su discurso anual frente al Parlamento. Frente al enorme malestar social que provocó su reforma a las pensiones, Putin prometió una serie de medidas para mejorar la calidad de vida de la gente, que deben sentirse “a partir de este año”.

Anuncios

Para el historiador y analista de la Universidad de San Petersburgo, Víctor Jeifets, el discurso del presidente ruso Vladimir Putin al Parlamento fue un mensaje destinado a calmar los ánimos, exacerbados por la reforma al sistema de pensiones que ha alcanzado un 80% de rechazo entre los rusos.

“El presidente Putin se dirigió, especialmente, a la población rusa que ha votado por él y por su partido. Es lógico que quiera mantener ese nivel de apoyo de su electorado... Intentó mostrar que, aunque se han hecho recortes en materia económica, también se van a implementar ayudas sociales en varios aspectos (apoyo a las familias con muchos hijos, por ejemplo)”, recalca Jeifets.

Jeifets encuentra que el discurso del mandatario ruso apuesta por una especie de “patronato social, en lugar de optar por una economía de mercado eficiente”. En opinión del analista, “el presidente Putin confirmó que el Estado ruso seguirá desempeñando un papel central. Pero eso es lo que una gran parte de la población quería escuchar”.

Tenemos con qué responder

“Rusia es y será un Estado soberano e independiente. Rusia no puede ser un Estado si no es soberano”. Con estas palabras comenzó Putin la parte de su discurso dedicada a la política internacional que se centró en la “aguda” relación de Moscú con Washington.

“Estados Unidos hubiera podido justificar de manera honesta su retiro del tratado FNI sobre armas nucleares de mediano alcance. Pero, en lugar de ello, quiso blanquear su responsabilidad y buscó pretextos para atribuir la responsabilidad a Rusia sobre nuestro supuesto incumplimiento del tratado”, fustigó Putin en su intervención.

“Washington ignora los intereses de Rusia, aplica sanciones que contravienen al derecho internacional, destruye la normativa internacional y, además, nos califica de amenaza“, afirmó el mandatario y agregó que, aunque Moscú no quiere la confrontación con Estados Unidos, la seguridad del pueblo ruso se garantizará.

Vladimir Putin hizo referencia expresa al desplazamiento de misiles estadounidenses en territorio europeo a lo que Rusia responderá desplazando miles, incluso en los territorios donde se toman estas decisiones, advirtió.

Según el análisis que Jeifets hace del discurso del presidente ruso, hay una actitud defensiva en los propósitos de Putin que rozan la amenaza: “Dijo que en Washington debían calcular primero la velocidad de nuestros misiles antes de tomar decisiones. En la medida en que este conflicto va agudizándose, Moscú –y hoy en la boca del presidente Vladimir Putin– da a entender que Rusia no se va a quedar con las manos cruzadas y que, en caso de que sea necesario, tiene con qué responder, que cuenta con las armas para una respuesta masiva”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.