Saltar al contenido principal

China acuerda comprar 300 Airbus e intenta conquistar a Europa

Jean-Claude Juncker, Xi Jinping, Emmanuel Macron y Angela Merkel antes de una reunión en el Palacio del Elíseo, este 26 de marzo de 2019 en París.
Jean-Claude Juncker, Xi Jinping, Emmanuel Macron y Angela Merkel antes de una reunión en el Palacio del Elíseo, este 26 de marzo de 2019 en París. REUTERS/Philippe Wojazer

Mientras el presidente chino Xi Jinping realiza una visita en Francia, China firmó este lunes un acuerdo para comprar 300 aviones Airbus.

ANUNCIOS

Este 25 de marzo, China acordó comprar a Francia 300 aviones Airbus, de ellos 290 de mediano alcance (A320) y otros 10 intercontinentales (A350), anunció la presidencia francesa.

La firma del acuerdo coincidió con el encuentro en el Elíseo entre el presidente chino Xi Jinping y su par francés Emmanuel Macron. "El cierre de un gran contrato para Airbus es un avance importante y una excelente señal (...) de la fortaleza de los intercambios" entre China y Francia, dijo Macron.

En un comunicado separado, Airbus anunció que había firmado "un acuerdo general con China Aviation Supplies Holding Company (CAS) para adquirir un total de 300 aviones Airbus para las compañías chinas".

Se firmaron además una docena de acuerdos sobre energía nuclear, intercambios culturales o energía limpia.

Mayor cooperación entre la UE y China

En vísperas de reunirse este martes con la canciller alemana Angela Merkel y el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, Xi Jinping y Emmanuel Macron pidieron una mayor cooperación entre la Unión Europea y China, en un momento de creciente nerviosismo por las enormes inversiones de Pekín en el continente.

Macron pidió una "fuerte asociación Europa-China", y agregó que esto debe basarse en un "multilateralismo fuerte" y un comercio "justo y equilibrado". Por su parte, Xi dijo que "una Europa unida y próspera encaja con nuestra visión de un mundo multipolar", indicó.

La gira del presidente chino en Europa inició el pasado viernes en Italia, que se convirtió en el primer miembro del G7 en firmar su participación en el megaproyecto de infraestructura chino "la nueva ruta de la seda". Una apertura a las inversiones chinas que inquieta a varios líderes europeos.

Con Merkel y Juncker, se explorarán este martes "puntos de convergencia" antes de una cumbre UE-China el mes próximo en Bruselas.

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.