Saltar al contenido principal
Reino Unido - Unión Europea

May pone a disposición su cargo para salvar el acuerdo de Brexit

Theresa May trata de convencer a los parlamentarios de aprobar el acuerdo del Brexit.
Theresa May trata de convencer a los parlamentarios de aprobar el acuerdo del Brexit. Parliament/Mark Duffy/Handout via REUTERS

Theresa May jugó el miércoles su última carta para salvar su impopular acuerdo de Brexit prometiendo dimitir en cuanto logre sacar al país de la UE, al tiempo que los diputados mostraban su falta de consenso votando contra todas las propuestas alternativas.

Anuncios

Con Juan Carlos Bejarano, corresponsal de RFI en Londres

El miércoles, el parlamento británico tomó el control del Brexit y falló en el intento, ya que ninguna de las ocho alternativas al plan de Theresa May que fueron sometidas a voto logró el respaldo de diputados de la cámara de los comunes.

Las opciones iban desde un Brexit sin acuerdo, pasando por dos posibilidades de Brexit suave; un segundo referéndum o incluso la opción de cancelar el proceso de salida de la Unión Europea. La gran mayoría fueron rechazadas de manera contundente, a excepción de la propuesta del veterano diputado Ken Clark, quien planteaba un Brexit suave en el que Reino Unido dejaría la Unión Europea pero negociaría una unión aduanera con el bloque de 27 países y a la que le faltaron sólo ocho votos para ser aprobada.

Las votaciones de la noche del miércoles representan una noticia positiva para Theresa May porque su acuerdo con la Unión Europea parece seguir siendo la opción más real para el Brexit. De hecho la premier ofreció renunciar a su cargo para la segunda fase del Brexit, si su pacto es aprobado.

Para poder esperar que el texto sea aprobado, May necesita convencer al menos a 75 de sus propios legisladores rebeldes, varios de los cuales habían pedido que abandonase las riendas del partido, del gobierno y del Brexit.

La decisión de May ha llevado a que dos de sus principales opositores dentro del partido, Boris Johnson y Jakob Rees Mogg se muestren dispuestos a apoyarla , no obstante, los socios de los tories en el gobierno, el partido norirlandés DUP insiste en que no puede apoyar este acuerdo.

Mientras tanto, ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pidió el miércoles a los eurodiputados que estén "abiertos a una larga prórroga si Reino Unido desea repensar su estrategia sobre el Brexit".

May confía en que esta perspectiva convenza a los detractores de su acuerdo de que es mejor aprobarlo que correr riesgos. Y esperaba que su promesa de dimisión diese el empujoncito que faltaba.

Pese a las críticas por el aparente caos que parece reinar en el parlamento británico con el tema del Brexit, esta crisis constitucional le ha dado vitalidad al sistema parlamentario en el que las decisiones se tienen que tomar por conceso en un proceso en el que participan 650 diputados que representan los intereses de los ciudadanos del todo el país, a diferencia del sistema presidencial en el que un solo líder puede decidir por todos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.