Saltar al contenido principal

El partido de Erdogan es derrotado en Ankara y se ve en aprietos en Estambul

Votantes del opositor CHP festejan los resultados de las elecciones municipales en Ankara, el 31 de marzo de 2019.
Votantes del opositor CHP festejan los resultados de las elecciones municipales en Ankara, el 31 de marzo de 2019. REUTERS/Stringer NO RESALES. NO ARCHIVES

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su partido islamista sufrieron un duro revés en las elecciones locales del domingo, al perder la capital, Ankara, y con el riesgo de una derrota en Estambul, pulmón económico del país, según los resultados parciales.

Anuncios

Duro revés de los electores turcos al partido del presidente Erdogan. Pese a que su formación islamista ganó en número de votos a nivel nacional, ha perdido importantes alcaldías.

Estos comicios, en los que los turcos eligieron a sus alcaldes, concejales municipales y jefes de barrio ("muhtar") representaron un test para Erdogan. El presidente se dejó la piel en la campaña para evitar un voto de sanción contra su partido, el AKP, en un momento en que el país atraviesa una tormenta económica, con altas tasas de inflación y desempleo.

La oposición socialdemócrata ha vencido, con el recuento al 99 %, en 6 de las diez ciudades más pobladas del país. Incluida la capital, Ankara, que los islamistas controlaban desde hace 25 años. Y también en importantes ciudades de la costa mediterránea como Antalya, Adana o Mersin.

En Estambul, la principal ciudad del país, pues engloba al 20 % de la población turca, la batalla electoral se promete larga. El candidato de la oposición, Ekrem Imamoglu, encabeza la elección municipal, declaró el presidente del Consejo Electoral Supremo (YSK), quien aclaró que se está verificando el escrutinio de unas 80 urnas.

El opositor Imamoglu obtuvo 4.159.650 votos contra 4.131.761 para el exprimer ministro Binali Yildirim, el candidato oficialista, informó Sadi Guven, el presidente del YSK.

Ambos candidatos han anunciado que presentarán recursos contra el recuento en esta y otras ciudades donde el resultado fue muy ajustado, lo que podría hacer necesario un nuevo escrutinio.

La noche del domingo, Erdogan intentó ver el lado bueno de los resultados y señaló desde la sede de su partido en Ankara que, con más de 51% de los votos, la coalición formada por el AKP y los ultranacionalsitas del MHP quedó a la cabeza a escala nacional.

Los analistas atribuyen este importante toque de atención al Gobierno en la mala situación económica que atraviesa el país, con una ralentización de la producción y un desempleo e inflación muy elevados.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.