Saltar al contenido principal

Bélgica se disculpa por secuestro de niños mestizos en la época colonial

El premier belga Charles Michel, este 4 de abril en el Parlamento en Bruselas.
El premier belga Charles Michel, este 4 de abril en el Parlamento en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir

Bélgica presentó oficialmente este jueves sus disculpas por las "injusticias" que padecieron miles de niños mestizos nacidos en África de padre belga durante el periodo colonial.Con nuestra corresponsal en Bruselas, Esther Herrera.

Anuncios

Bélgica está poco a poco rindiendo cuentas con su pasado. El primer ministro belga Charles Michel ha pedido disculpas ante el Parlamento Federal por el secuestro y maltrato de 20.000 niños provenientes del Congo, Burundi y Ruanda durante los años 40 y 50.

"En nombre del gobierno federal belga, pido disculpas a los mestizos nacidos de la colonización belga y a sus familias por las injusticias y el sufrimiento que padecieron", declaró el primer ministro ante la Cámara de Representantes.

Estos niños eran hijos de colonizadores belgas y mujeres negras que luego fueron secuestrados y enviados a Bélgica. Los arrancaron de sus países y de sus familiares para acabar en orfanatos o familias adoptivas, a menudo a instancias de la Iglesia católica.

Michel expresó también la "compasión" de Bélgica "hacia las madres africanas, a quienes se les arrebató a sus hijos". "Espero que este momento solemne sea un paso más hacia la conciencia y el conocimiento de esta parte de nuestra historia nacional", agregó.

Para el mandatario belga, este paso era necesario para reconocer parte de la historia de Bélgica, especialmente porque muchos de estos niños fueron discriminados, al no ser reconocidos por sus padres y carecer de nacionalidad, siendo considerados apátridas.

En una resolución, los diputados han pedido que se tomen todas las medidas necesarias para que estos niños y adultos puedan buscar sus orígenes y adquieran la nacionalidad que se les denegó.

El mes pasado, la ONU exigió a Bélgica que pidiera perdón por sus crímenes en el Congo, unas disculpas que aún no se han producido.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.