Saltar al contenido principal

La pesca, uno de los sectores más expuestos al Brexit

Pescadores
Pescadores SAID KHATIB / AFP

Los pescadores europeos, una de las profesiones más expuestas al Brexit, temen perder el acceso a las ricas aguas británicas, pese a que Reino Unido tendrá complicado dar la espalda al mercado de sus 27 socios y su industria de transformación

Anuncios

"Una oportunidad de liberarse de una relación asimétrica que nos explota". Así es como Barrie Deas, jefe de la federación británica de organizaciones de pescadores NFFO, percibe el Brexit, según testimonio recogido por la agencia France Presse.

Los pescadores de Reino Unido se mostraron ampliamente favorables a la retirada de la Unión Europea (UE) durante el referéndum de junio de 2016, cuando el Brexit se impuso por un 52% de los votos de los británicos.

Las cifras parecen darles la razón. Entre 2013 y 2015, los pesqueros de la UE capturaron 656.000 toneladas de media de peces en aguas británicas, siendo las flotas más dependientes las oriundas de Francia, Bélgica, Países Bajos y Alemania. Caballas, arenques, lanzones y bacaladillas, así como los más lucrativos merluzas, lenguados y cigalas... Las capturas en estas aguas reportaron a los navíos europeos 524 millones de euros anuales de media durante ese período.

Por su parte, los pesqueros británicos que faenan fuera de sus aguas territoriales capturaron unas 152.000 toneladas de pescado, por un valor de 192 millones de euros, según cifras de un informe de la Eurocámara.  Estos datos provienen en parte de la European Fisheries Alliance (EUFA), un grupo de presión creado tras el referéndum británico y cuyo objetivo es la defensa de los intereses de la pesca europea en las negociaciones del Brexit.
   

"Un gran problema"

La pérdida del acceso a las aguas británicas sería "un gran problema", explica Gerard van Balsfoort, al frente de la Alliance. En virtud de la Política Pesquera Común, el acceso a las aguas de los países europeos está garantizado siempre que se compartan las cuotas de pesca anuales de cada especie, que son objeto de intensos debates a finales de cada año.

La gran satisfacción de los pescadores europeos es haber obtenido una referencia particular en el tratado de retirada que cubre las condiciones del divorcio, si bien el Parlamento británico todavía no ha ratificado este texto.
Tras múltiples peripecias, la fecha del Brexit se pospuso recientemente al 31 de octubre. Sin embargo, la primera ministra británica, Theresa May, espera que su país pueda salir antes de las elecciones europeas del 23 al 26 de mayo.

 

Agencia AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.