Saltar al contenido principal

Elecciones europeas: el oficialismo francés relativiza su fracaso

Nathalie Loiseau, líder de la lista del partido de Emmanuel Macron para las elecciones europeas, el 26 de mayo, tras el anuncio de las estimaciones de los resultados.
Nathalie Loiseau, líder de la lista del partido de Emmanuel Macron para las elecciones europeas, el 26 de mayo, tras el anuncio de las estimaciones de los resultados. REUTERS/Charles Platiau

Pese a la implicación personal de Emmanuel Macron contra los 'populistas', el partido presidencial quedó en segunda posición. Fue rebasado por la formación ultraderechista de Marine Le Pen. Reportaje con los integrantes del partido oficialista.

ANUNCIOS

-Por @raphamoran, enviado especial de RFI a la sede de campaña del partido presidencial-

Emmanuel Macron perdió su apuesta. El presidente francés había hecho de los comicios europeos un duelo personal contra el 'populismo' de Marine Le Pen. Pero con alrededor de 23% de los votos, la lista de extrema derecha –conducida por el joven Jordan Bardella, de 23 años de edad -, venció a la lista oficialista de Macron, por un punto porcentual.

“No podemos decir que hemos ganado esta elección”, dijo el primer ministro francés Edouard Philippe, el miembro del gobierno francés que quizá reconoció con más franqueza el fracaso oficialista; y ello pese a que  Macron se involucró personalmente a favor de la llamada lista 'Renaissance', conducida por Nathalie Loiseau.

Decepción

En la sala de eventos de La Mutualité – un edificio Art Nouveau del centro de París – algunos militantes del partido La République en Marche (LREM) no escondieron su decepción en el momento de la publicación de las estimaciones a boca de urnas. “Estoy un poco decepcionado', dijo Majoub, un militante de LREM.

"Teníamos muchas expectativas para esta elección, mucha esperanza. A pesar de todo, considero que nuestro resultado es una victoria: alcanzamos alrededor del 21% de los votos, detrás del Frente Nacional. Y la participación fue bastante importante, es una victoria colectiva para todos los partidos”, dijo a RFI.

Ambiciones centristas en la Eurocámara

En cambio, los ministros del gobierno de Macron evitan hablar de fracaso. Según ellos, el macronismo resiste en las urnas y consigue la legitimidad suficiente para su proyecto en el parlamento europeo.

“Vamos a ser el núcleo central de la nueva fuerza centrista del parlamento europeo”, asegura el ministro de Educación Jean-Michel Blanquer, en alusión al nuevo grupo centrista liberal que los macronistas ambicionan crear en la Eurocámara.

Amélie de Montchalin, ministra de Asuntos Europeos, recalca que el partido de Macron contará con 23 diputados en la Eurocámara, contra 2 hasta ahora. “Sí hemos terminado segundos, pero hemos limitado la brecha con el populismo. Es muy difícil pelearse contra el populismo que propone soluciones simplistas”, declaró a RFI.

El papel de los ecologistas

La ministra también se alegró del buen resultado de los ecologistas que pasarán de 52 a 67 diputados en el Europarlamento: “Encuentro muy positivo que tengamos un grupo Verde fuerte. Los Verdes en Alemania, en Irlanda y en Francia cobran fuerza. Eso significa que tendremos aliados para trabajar estas prioridades”, comenta Montchalin, vislumbrando una posible alianza entre centristas y ecologistas.

“Tendremos que crear coaliciones. Y está bien disponer de una coalición que pueda respaldarse sobre un grupo (ecologista) fuerte porque el clima es la primera de las prioridades del presidente. Hemos creado una coalición de 9 países que apoyan a Francia para respaldar el Acuerdo de París”, agrega la ministra.

El rumbo liberal se mantiene

A nivel nacional, debilitado por la movilización de los chalecos amarillos contra su política económica y con una imagen de presidente de los más ricos, Emmanuel Macron conserva, a pesar de todo, una base electoral sólida a dos años de su elección.

Los ministros del gobierno de Macron entrevistados por RFI insisten al unísono en que el presidente mantendrá el rumbo de su política centrista liberal.

“Había que esperar las elecciones europeas para conocer la ‘temperatura’ del pueblo francés. Y sabemos ahora que hay muchas expectativas en materia de justicia territorial, con la cercanía de los servicios públicos, analiza Jean-Michel Blanquer, uno de los ministros más populares del gobierno. “Empieza un segundo tiempo del mandato, y vamos a trabajar con humildad para que sea un éxito”, concluye.

Fuente del Elíseo confirman por su parte que no habrá ningún cambio de gabinete ministerial, como se rumoreaba antes de las elecciones. “La brecha relativamente delgada” entre la extrema derecha de Le Pen y LREM evita al ejecutivo “el psicodrama de un cambio de gabinete”, observa el analista de IFOP, Frédéric Dabi.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.