Saltar al contenido principal

Italia: Arranca juicio a exalcalde de Riace, modelo de acogida de migrantes

Domenico 'Mimmo' Lucano.
Domenico 'Mimmo' Lucano. DR

En Italia se abre este martes el juicio a “Mimmo” Lucano, exalcalde de la localidad de Riace que se había convertido en un modelo de acogida a los migrantes.Con Marlene Merikaetxebarria, nuestra corresponsal en Roma.

Anuncios

El célebre modelo de Riace se desmorona. Conocido dentro y fuera de Italia como un sistema de acogida e integración de refugiados e inmigrantes, tiene procesado a su artífice, el exalcalde Domenico “Mimmo” Lucano, de 61 años.

El juicio inicia este 11 de junio por, entre otros delitos, abuso de poder y favorecimiento de la inmigración irregular.

Este pequeño municipio se hizo muy famoso en 1972 cuando allí se descubrieron los Bronces de Riace, dos estatuas griegas excepcionalmente conservadas del siglo V antes de Cristo. Pertenece a la ciudad metropolitana de la sureña Regio de Calabria.

El izquierdista Domenico Lucano, hasta octubre del año pasado y durante 14 años, fue su alcalde. Puso en marcha un exitoso modelo humanitario y solidario, haciendo que se asentaran 450 refugiados e inmigrantes en este pueblo de 2.300 habitantes, por lo cual recibió importantes reconocimientos y premios nacionales e internacionales.

Pero tras las elecciones municipales, la localidad ha dado un brusco viraje con la Liga como primer partido, emprendiendo el rumbo que implacable va marcando su líder, el viceprimer ministro y ministro del Interior Matteo Salvini, con su política de puertas cerradas.

“Riace, ciudad de acogida”

El cartel sigue colgado en la entrada del pueblo: “Riace, ciudad de acogida”. Pese a ello la pequeña localidad del sur de Italia pasó de ser modelo de integración del inmigrante a emblema de la ultraderecha de Matteo Salvini con la promesa de “primero los italianos”.

El nuevo alcalde, Antonio Trifoli, vencedor de las elecciones municipales del 26 de mayo con una lista cívica apoyada por la ultradechista Liga, estima que “la gente quiso cambiar. Después de quince años de hablar solo de acogida y refugiados, la gente se cansó. Acoger dio lustro a Riace en el mundo, pero se descuidaron sus habitantes".

Hoy la aldea, en la que se habían abierto pequeños comercios y talleres, vuelve a ser un pueblo fantasma luego de haber sido la antítesis del fenómeno xenófobo, a la que el cineasta Wim Wenders dedicó el documental Il Volo en 2010.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.