Saltar al contenido principal

Manuel Valls califica de ‘irresponsables’ a sus ex aliados de Ciudadanos

El ex primer ministro francés Manuel Valls, flamante concejal del ayuntamiento de Barcelona, atacó este miércoles con dureza a sus ex aliados del partido liberal Ciudadanos. Foto de archivo.
El ex primer ministro francés Manuel Valls, flamante concejal del ayuntamiento de Barcelona, atacó este miércoles con dureza a sus ex aliados del partido liberal Ciudadanos. Foto de archivo. REUTERS/Albert Gea

En conferencia de prensa Valls acusó a Ciudadanos de pactar con la extrema derecha con el objetivo de llegar al poder en diversas alcaldías y regiones. Así mismo descartó que estas diferencias con el líder de Ciudadanos sean motivadas por un tema personal.

Anuncios

Por Marilyn Lavado Huillet para RFI

La carrera política de Emanuel Valls en España sigue siendo tormentosa. Este miércoles el ex primer ministro francés y flamante concejal del ayuntamiento de Barcelona se dirigió con dureza a sus ex aliados del partido liberal Ciudadanos, a quienes acusó de ser unos "irresponsables" y de "pactar de hecho" con la extrema derecha.

Las declaraciones del Valls son en respuesta a Ciudadanos, que el lunes decidió romper con el político señalando que este apoyó la investidura como alcaldesa de la izquierdista Ada Colau, acto que impidió que tomara el cargo el candidato independentista catalán Ernest Maragall.

En conferencia de prensa, el ex dirigente del socialismo francés afirmó que habría sido "irresponsable" dejar la alcaldía de la segunda ciudad de España en manos del separatismo, como se disponía a permitirlo Ciudadanos con su oposición a Colau. Al mismo tiempo reprochó a los liberales aliarse de facto con la extrema derecha de Vox, además de los conservadores del Partido Popular (PP), para obtener poder en alcaldías y regiones tras las elecciones regionales y municipales del 26 de mayo.

"Ciudadanos se dice liberal, progresista y europeísta, pero se ha convertido en el partido que ahora pacta de hecho con una formación iliberal, reaccionaria y antieuropea. No vale esconderse detrás del PP, cada uno es responsable de sus actos", resaltó Valls.

Valls aprovechó la conferencia para descartar cualquier problema personal con el líder del partido, Albert Rivera, y ha declarado que se trata de un problema político. “Se ha dicho que los problemas que tengo con Rivera son un problema personal, de ninguna manera, es un problema político, es un problema grave”.

Juego de estrategias

Por su parte, Ciudadanos argumenta que no son ellos quienes negocian con Vox, sino el PP. Dos partidos en los que se apoyan para entrar en los ayuntamientos de Madrid y Zaragoza.

Esta fórmula ya fue ensayada en enero en Andalucía, donde el PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, pusieron fin a cuatro décadas de hegemonía socialista, lastrada por sonados escándalos de corrupción. Desde entonces, Ciudadanos se ha inclinado a la derecha con la esperanza de intentar ocupar el espacio político del PP, una estrategia que tampoco es del agrado de Valls.

Ciudadanos descartó formar gobierno con el Partido Socialista, vencedor de las elecciones legislativas del 28 de abril, cuando dicha coalición es la única que dispondría de mayoría absoluta en la cámara baja y permitiría formar un gobierno estable.

Manuel Valls se ofreció a trabajar con todas las formaciones políticas que defiendan la unidad de España frente a los separatistas vascos o catalanes. No obstante, descartó formar un nuevo partido en Cataluña, y prometió que luchará con la única concejala que se le ha mantenido fiel para intentar "humildemente" articular una estrategia frente al independentismo que gobierna la región.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.