Saltar al contenido principal

El socialdemócrata holandés que encabeza la carrera a la presidencia de la Comisión Europea

Frans Timmermans, quien actualmente es vicepresidente de la Comisión Europea y candidato de los socialdemócratas
Frans Timmermans, quien actualmente es vicepresidente de la Comisión Europea y candidato de los socialdemócratas REUTERS/Francois Lenoir/File Photo

En su carrera contrarreloj, los líderes europeos han fracasado una vez más a la hora de llegar a un consenso este lunes para elegir los nombres de los funcionarios de mayor rango de la UE. Tras horas de negociaciones y reuniones bilaterales, la cumbre se suspendió y se reanudará el 2 de julio. El socialdemócrata holandés Frans Timmermans es favorito para asumir la presidencia de la Comisión Europea.

ANUNCIOS

Con Letícia Fonseca-Sourander, corresponsal de RFI en Bruselas

Frans Timmermans, quien actualmente es vicepresidente de la Comisión Europea y candidato de los socialdemócratas, todavía no ha recibido la aprobación del llamado grupo de Visegrado, formado por Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia. Estos países no lo consideran "un candidato de compromiso", sino una personalidad que genera mucha discordia y "que no entiende a Europa Central", dijo el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki.

El holandés se hizo muy conocido durante las conversaciones con Polonia y Hungría debido a las supuestas violaciones del Estado de Derecho en estos dos países. Su objetivo son los procedimientos de infracción iniciados por la Comisión Europea contra Varsovia y Budapest, especialmente por el repudio del respeto de las cuotas para la distribución de refugiados y, en el caso de Polonia, el expediente abierto por su controvertida reforma judicial.

Estos dos países no pueden bloquear por sí solos el nombramiento de Timmermans. Sin embargo, junto con otros Estados miembros, podrían comprometer su nombramiento, que requiere al menos 21 de los 28 representantes.

Acuerdo de Osaka

El domingo (30), las esperanzas se centraron en el llamado "acuerdo de Osaka", alcanzado en la ciudad japonesa entre los líderes de Francia, Alemania, Holanda y España. Pero los líderes del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) -la primera fuerza en las últimas elecciones europeas- rechazaron el pacto incluso antes de que comenzara la cumbre.

En busca de un gran avance, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, incluso preguntó a cada líder sobre una posible candidatura del irlandés Leo Varadkar, la búlgara Kristalina Georgieva o el francés Michel Barnier -todos del PPE- para presidir la Comisión, según fuentes diplomáticas.

Pero el socialista español Pedro Sánchez ha aumentado la presión, asegurando que los liberales también apoyan a los holandeses y que sería irresponsable no llegar a un pacto lo antes posible.

Diez días después de fracasar en un nuevo intento de llegar a un consenso sobre su nombre, el nombramiento del actual Vicepresidente de la Comisión Europea apareció como una opción para desbloquear el resto de los puestos directivos y evitar una posible crisis institucional con el Parlamento Europeo. Pero la situación es más compleja en la práctica.

Además de la presidencia del ejecutivo del bloque, están en juego las presidencias del Consejo Europeo, del Banco Central Europeo y del Parlamento Europeo, así como el nuevo Alto Representante para la Política Exterior del bloque.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.