Saltar al contenido principal

Europa y Guinea recuerdan la tragedia de los adolescentes Fodé y Yaguine

En agosto de 1999, un policía belga muestra los documentos de identidad de los dos jóvenes fallecidos.
En agosto de 1999, un policía belga muestra los documentos de identidad de los dos jóvenes fallecidos. GVW / BELGA / AFP

Hace 20 años, el mundo se estremeció con la carta a dirigentes europeos de Fodé y Yaguine, dos jóvenes guineanos, cuyos cuerpos fueron encontrados en el tren de aterrizaje de un vuelo Conakry-Bruselas.

ANUNCIOS

Por Coralie Pierret

En el verano de 1999, Fodé y Yaguine, dos amigos guineanos, parten del aeropuerto Gbessia, en la capital Conakry para no volver. Pocos días antes, habían imaginado una carta. El esbozo de ese mensaje fue encontrado después por el padre de uno de ellos.

“Los había visto escribiendo algo, pero no sabía lo que estaban planeando”, cuenta Liman Koita. Su hijo Yaguine le anuncia que va a ausentarse un tiempo para ir a visitar a su abuela.

El 2 de agosto, encuentran los cadáveres de los dos amigos en el tren de aterrizaje de un avión de Sabena, la antigua compañía aérea belga. A sus pies, se hayan dos certificados de nacimiento y una carta:

“Señores responsables de Europa, hacemos un llamado a su solidaridad y a su amabilidad para salvar a África. Ayúdennos, sufrimos mucho. Ayúdennos, tenemos problemas y faltas en los derechos de la niñez.”

La carta de los dos guineanos dio la vuelta al mundo.
La carta de los dos guineanos dio la vuelta al mundo. largeur.com

Este llamado lo publican luego medios de la prensa internacional y conmueve al mundo entero. Detrás de estas palabras, hay un mensaje político: reflejan la realidad de una generación de jóvenes africanos sin futuro pero con la esperanza de aprender en Europa para cambiar sus propios países.

Veinte años después

En Conakry no olvidan a Fodé y Yaguine. Este jueves 2 de agosto de 2019, las familias de los dos amigos y miembros de la ONG belga Amistad Sin Fronteras, se reunieron en el cementerio Camerún de la capital, donde yacen los jóvenes. “Es importante para nosotros visibilizar los efectos de la política europea sobre las vidas humanas: toda la hipocresía, las fronteras que se cierran de manera violenta. No ha mejorado la situación desde este drama. Han muerto 36.000 personas en el Mediterráneo”, lamenta Loic Fraitur, de Amistad Sin Fronteras, la ONG que en la época se ocupó de repatriar los cuerpos de los guineanos.

Las familias de los dos amigos y miembros de la ONG belga Amistad Sin Fronteras, se reunieron en el cementerio Camerún de Conakry.
Las familias de los dos amigos y miembros de la ONG belga Amistad Sin Fronteras, se reunieron en el cementerio Camerún de Conakry. RFI/Carol Valade

“Su muerte no tuvo ningún efecto. En los años 1999-2000, esta carta sacudió a la gente, pero luego se olvidó”, recuerda Liman Koita. Hace 20 años, los guineanos no eran los que más emprendían el camino de la inmigración. Pero desde el 2015, los migrantes de ese país aumentan. En el 2018, representaban la nacionalidad con el mayor número de menores migrantes no acompañados en Francia.

“Guinea es un país con riquezas: tenemos oro, diamantes y bauxita. También buena agricultura. Pero los jóvenes no tienen claro que se puede lograr algo aquí, por eso debemos mejorar la educación”, explica Mohamed Camara, de la ONG Iday en Conakry.

El acceso a la educación fue de hecho uno de los principales temas de la carta de Fodé y Yaguine. Según datos del Banco Mundial, la tasa de alfabetización a aumentado muy levemente, pasando del 20% de la población en 1996 al 32% en 2014.

El sueño europeo, fuente de inspiración

La trágica aventura de los dos amigos le dio la vuelta al mundo. En el 2005, el director de cine guineano Gahité Fofana narró esta historia en la película Una madrugada. La historia también inspiró al director italiano, Paolo Bianchi, para producir Il sole dentro.

Fodé y Yaguine aparecen al igual en una coreografía de Raimund Hoghe llamada Botar el cuerpo en la batalla. Por su parte, el artista Hassan Musa, en su obra Nada Icaro, pinta un ángel caído de un avión francés A380.  Y el cantante John Legend también rinde homenaje a los dos jóvenes en su canción Show me.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.