Saltar al contenido principal

Francia y McDonald's: una historia de amor y odio

Fachada de McDonald's en Francia
Fachada de McDonald's en Francia Kenzo Tribouillard, AFP

Hace exactamente 20 años, un puñado de campesinos del sur de Francia asaltaba un McDonald's en construcción para protestar contra la comida chatarra y la globalización. Así nació el movimiento francés altermundialista.

ANUNCIOS

¿Quién hubiera imaginado que Francia es el país donde más se comen hamburguesas de McDonald’s, después de Estados Unidos?

Sí, ha leído bien: en el país de la ratatouille y del buen vino, la marca estadounidense de comida rápida, realizó el año pasado 5.100 millones de euros de ventas en sus 1.500 sucursales en todo el territorio francés.

Fue precisamente para atacar a un símbolo del capitalismo y de la comida procesada y globalizada, que un 12 de agosto de 1999, hace 20 años, un grupo de 300 productores de leche de oveja para el Roquefort del sur de Francia desmontó -pacíficamente- un restaurante McDonald’s que estaba en construcción en la región de Larzac.

El operativo de los campesinos logró su objetivo: denunciar las multinacionales agroalimentarias y la comida chatarra, en un contexto de guerra comercial: Estados Unidos había decretado entonces aranceles sobre las exportaciones de queso roquefort francés. Una medida de represalia contra Europa que prohibía la importación de carne de res estadounidense tratado con hormonas.

Uno de los líderes de la acción de choque, el sindicalista campesino de izquierda José Bové saltó entonces a la fama.

Así nacía una carismática figura del altermundialismo francés. Condenado a tres meses de cárcel, Bové llegó en tractor a la prisión, aclamado por decenas de seguidores.

El eurodiputado saliente José Bové, ex sindicalista campesino en diciembre de 2018.
El eurodiputado saliente José Bové, ex sindicalista campesino en diciembre de 2018. France24

Después de purgar su condena, fue eurodiputado verde durante 10 años. En medio de la proliferación de los tratados de libre comercio, su lucha por una agricultura local y de calidad sigue vigente. Entre tanto, McDonald’s ha sabido conquistar al público francés... Bon appétit.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.