Saltar al contenido principal

"Queremos que se cumpla la ley" dice el portavoz del navío Open Arms

Imágenes difundidas por la ONG Open Arms muestran el interior del barco que se encuentra en las costas italianas.
Imágenes difundidas por la ONG Open Arms muestran el interior del barco que se encuentra en las costas italianas. Open Arms/Handout/REUTERS TV

Este viernes, la ONG Open Arms anunció que algunos migrantes fueron evacuados de su navío humanitario, que lleva varios días estacionado frente a la isla italiana de Lampedusa con más de 130 migrantes a su bordo. RFI entrevistó a Oscar Camps, portavoz de la ONG española.

Anuncios

RFI: El vice primer ministro Matteo Salvini, se niega a abrir los puertos italianos al buque humanitario, a pesar de oposiciones dentro de su propio gabinete. ¿Hay temores de no poder desembarcar?

Oscar Camps: No ha habido ningún barco en este año y medio que se haya quedado flotando en el Mediterráneo con personas a bordo. Se ha logrado desembarcar de una manera o de otra. Sin embargo, sí sufrimos por la seguridad y la salud de los que están a bordo, ya que se están deteriorando. Ya hemos solicitado más evacuaciones médicas.

RFI: Seis países de la Unión Europea (Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo) aceptaron acoger a los migrantes. Esta decisión ustedes llevaban pidiéndola desde el comienzo…

Oscar Camps: Tiene que ser un país miembro que active la Comisión Europea para que comience las negociaciones con los Estados para poder repartir a los migrantes. España no lo hizo en su momento, entonces decidimos contactar a Emmanuel Macron y a Angela Merkel para pedirles que lo hicieran ellos. Se añadió la dificultad de que con el buque Ocean Viking, de Médicos sin Fronteras, se agregaran 300 personas más al reparto. Lamentamos también que no exista un mecanismo semi-automático, más ágil, para que dejen de repetirse estas situaciones con barcos civiles o humanitarios.

RFI: La ultraderecha en el poder en Italia le reprocha a Open Arms tener una motivación política para desembarcar en Italia. ¿Qué responde a eso su ONG?

Oscar Camps: Nunca nos lo han puesto fácil. Desde 2015, ya decían que en las barcas que venían de Turquía con refugiados sirios había terroristas del grupo Estado Islámico. Por otro lado, el director general de Frontex, Fabrice Leggeri, filtró hipotéticos documentos diciendo que las ONG de rescate teníamos nexos con los traficantes de personas. Nos han disparado, amenazado, secuestrado, nos han bloqueado el barco en cuatro países de la UE. Ya estamos inmunizados. El señor Salvini no tiene el control de la justicia, porque en Italia la separación de poderes está bien marcada. Hemos apelado a la justicia (N. de la R.: contra un decreto de Salvini que prohibía la entrada de barcos humanitarios en aguas territoriales italianas) y hemos tumbado su decreto. Queremos que se cumpla la ley.

RFI: ¿Qué debe ocurrir ahora?

Oscar Camps: Se tienen que desembarcar estas personas tras la medida tomada por el tribunal administrativo así que falta asignar un puesto para ese desembarco o que la guardia costera haga el traslado del barco hacia la tierra. También se solicitó al tribunal del menor en Palermo, para que se haga cargo de los menores a bordo. Estamos a la espera de que la Comisión Europea finalice ese reparto y que Italia cumpla con las sentencias que ha declarado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.