Saltar al contenido principal
G7-Francia

Líderes del G7 estiman que es demasiado pronto para reintegrar a Rusia

El presidente ruso Vladimir Putin.
El presidente ruso Vladimir Putin. @AFP

Los líderes del G7 acordaron "reforzar el diálogo y la coordinación con Rusia sobre las crisis actuales", pero estimaron que era "demasiado pronto" para reintegrarla en el grupo. Trump da espaldarazo a Johnson y en cambio niega haber discutido sobre un mandato del G7 a Macron para hablar con Irán.

Anuncios

Los siete dirigentes del G7, que reúne entre otros al estadounidense Donald Trump, a la alemana Angela Merkel y al francés Emmanuel Macron, adoptaron esta posición común con respecto a Rusia durante una cena el sábado en Biarritz, indicó una fuente diplomática.

Rusia fue excluida de lo que era el G8 en 2014, tras anexionar la península ucraniana de Crimea, en el Mar Negro, lo que nunca fue reconocido por la comunidad internacional.

Trump, cuyo país albergará en 2020 la próxima cumbre del G7, fue interrogado este domingo sobre la posibilidad de que Rusia sea entonces reintegrada. "Es algo que no sé. Pero es ciertamente posible", respondió el presidente estadounidense.

Desmentido de Trump

Por otro lado, fuentes diplomáticas indicaron que los líderes del G7 habían encargado al presidente francés de "hablar" y "transmitir un mensaje" a Irán para evitar una escalada en la región.

Pero Trump negó haber discutido sobre un mandato del G7 a Macron para hablar con Irán. Si bien apoya la iniciativa de Macron sobre Irán, el mandatario estadounidense precisó que Estados Unidos tendrá la suya.

Poco después, Macron precisó que no tiene "mandato formal del G7" para tratar con Irán y que cada país "seguirá actuando según su rol" ante la República Islámica.

Los mandatarios de este club de naciones industrializadas hablaron sobre el tema durante una hora el sábado por la noche y reiteraron que su objetivo es "evitar que Irán desarrolle el arma nuclear, que tendría como consecuencia una desestabilización en la región", detallaron fuentes diplomáticas.

El primer ministro británico Boris Johnson tuvo este domingo su primera conversación cara a cara con el presidente estadounidense Donald Trump, quien lo calificó como el "hombre adecuado" para conducir el Brexit.

"Él no necesita consejo, es el hombre adecuado para hacer el trabajo", dijo Trump, consultado sobre su sugerencia de cara al Brexit para el primer ministro, con quien se reunió al margen de la cumbre del G7 en Biarritz, en el suroeste de Francia.

El presidente estadounidense prometió a Gran Bretaña un "gran acuerdo comercial, rápidamente, más grande como nunca ha habido" después del Brexit.

Con un abrazo caluroso a su homólogo estadounidense, según imágenes oficiales del encuentro, Johnson también afirmó que los dos países concluirán un "fantástico acuerdo comercial una vez eliminados los obstáculos".

Reino Unido necesita alcanzar un ambicioso acuerdo comercial con Estados Unidos para compensar su salida de la Unión Europea.

Trump también afirmó que ninguno de sus aliados le había reprochado por la escalada de la guerra comercial con China, a pesar de las críticas del presidente francés Emmanuel Macron.

En medio de las tensiones en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Johnson dijo Trump que su país favorece una "paz comercial" y el libre comercio.

Trump anunció además que Estados Unidos y Japón están "muy cerca" de concluir un acuerdo comercial "mayor", sobre el que ambos países trabajan desde hace cinco meses.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.