Saltar al contenido principal

La Ministra de Trabajo británica renuncia a su cargo y al Partido conservador

La ministra del Trabajo y de los Jubilados, Amber Rudd, interviene durante una sesión de preguntas en el Parlamento en Londres, 26 abril,2018.
La ministra del Trabajo y de los Jubilados, Amber Rudd, interviene durante una sesión de preguntas en el Parlamento en Londres, 26 abril,2018. ©Parliament TV handout via REUTERS

El Primer ministro Boris Johnson registró una baja más. La ministra de Trabajo, Amber Rudd, renunció a su cargo y al Partido conservador. Otros miembros del gobierno podrían seguir su ejemplo.

Anuncios

El Primer Ministro Boris Johnson termina la semana como la comenzó. Mal. Su ministra de Trabajo y de los Jubilados, Amber Rudd decidió tirar la toalla. Renunció a su puesto y también al Partido conservador del que era miembro. "No puedo quedarme de brazos cruzados viendo que los buenos, leales y moderados diputados conservadores son excluidos», escribió en referencia a la expulsión de 21 diputados de ese partido que Bo Johnson decidió excluir por haberse opuesto a su idea de imponer un Brexit sin acuerdo, es decir abandonar la Unión Europea (UE) sin acuerdo con los otros 27 estados miembros.

La renuncia de Rudd representa un enésimo golpe político a Boris Johnson quien mañana lunes podría verse obligado a tragar otra culebra. La reina Elizabeth debería dar su acuerdo a un proyecto aprobado por los diputados y los Lores que obligará al gobierno a posponer tres meses la fecha del Brexit, prevista para el 31 de octubre, si antes no hay un acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la UE. La firma de la reina convertiría el citado proyecto en ley, es decir de obediencia obligatoria.

Los servicios del Primer ministro informaron esta mañana que la nueva responsable de la cartera de Trabajo será Therese Coffey.

El Sunday Times apunta en su edición de hoy que al menos otros seis miembros del gobierno comparten la opinión de Amber Rudd, y que al menos uno de entre ellos podría seguir su ejemplo.

Boris Johnson perdió la mayoría parlamentaria el pasado lunes después que el diputado Phillip Lee abandono las filas del partido de los tories durante un discurso del Primer ministro. El miércoles Jo Johnson, hermano de Boris, decidió también tirar la toalla y renunciar a su cargo de secretario de Estado. Al mismo tiempo 21 diputados conservadores que rechazaron apoyar su estrategia de Brexit sin acuerdo fueron excluidos del partido por un colérico Primer Ministro que parece haber perdido toda posibilidad de conducir con acierto la política del Reino Unido.

Boris Johnson dice querer dar una "última oportunidad" a la oposición, por lo que el lunes 9 -- última sesión del Parlamento antes de su suspensión hasta el mes próximo-- presentará una propuesta de voto en favor de elecciones anticipadas el 15 de octubre, dos semanas antes del 31 de octubre,  la fecha límite para dejar la UE. La oposición liderada por Jeremy Corbyn, del Partido laborista rechaza la realización de elecciones anticipadas antes del 31 de octubre.

Una nueva posposición del Brexit parece incierta. El ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian dijo este domingo que su gobierno rechaza cualquier nuevo aplazamiento en las condiciones actuales. "No vamos cada tres meses a volver a empezar" dijo. Del otro lado del canal de la Mancha el ministro de Finanzas Sajid Javid, en entrevista a la BBC precisó que el Primer ministro "no tiene para nada intención de solicitar un plazo suplementario durante el Consejo europeo del 17 y 18 de octubre" próximos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.