Saltar al contenido principal

Alemania: Escándalo tras la elección de un neonazi a la cabeza de un municipio del oeste

Stefan Jagsch, un neonazi a la cabeza de Waldsiedlung.
Stefan Jagsch, un neonazi a la cabeza de Waldsiedlung. Andreas Arnold / dpa / AFP

La elección de un miembro de un partido neonazi para presidir la asamblea de una ciudad del oeste de Alemania, con el apoyo unánime de representantes locales conservadores y socialdemócratas, generó un escándalo entre los partidos políticos alemanes que piden la anulación de esta decisión.

Anuncios

El pasado 5 de septiembre, Stefan Jagsch, miembro del ultranacionalista Partido Nacional-Demócrata (NPD), fue elegido a la cabeza del concejo municipal de Waldsiedlung, un municipio de 2.500 habitantes en el distrito de Altenstadt, a 30 kilómetros al noreste de Frankfurt.

Su elección fue apoyada por miembros locales de la CDU, el partido de la canciller Angela Merkel, pero también representantes del SPD (socialdemócratas) y del FDP (liberales).

Revuelo a nivel federal y regional

Muchos se preguntan por qué no había un candidato democrático para bloquear a Stefan Jagsch. También surgen interrogantes sobre este voto unánime por parte de personalidades con sensibilidades tan diversas.

Según declaraciones de Markus Brando, presidente del SPD por Altenstadt, al periódico local Merkur, Jagsch fue elegido porque no había otro candidato, sólo "llenó el vacío".

Pero en Twitter, Lars Klingbeil, secretario general del partido, no se anduvo con rodeos al comentar esta situación: "El SPD tiene una actitud muy clara: ¡No cooperamos con los nazis! ¡Nunca! Esto se aplica al gobierno federal, al Estado y a los municipios. La decisión en #Altenstadt es incomprensible y no se puede justificar con nada. Debe ser revertida inmediatamente. #noNPD", tuiteó.

El secretario general de la CDU, Paul Ziemiak, también pidió que se reconsidere esta votación: "La elección de un miembro del partido que persigue objetivos inconstitucionales es una vergüenza", declaró para el diario Bild. "Tengo la intención de corregir esta decisión", añadió.

Por su parte, Peter Tauber, representante de la CDU en el Bundestag de Hesse, el estado en el que se encuentra Waldsiedlung, amenazó con tomar medidas contra los que ayudaron a Stefan Jagsch a ser elegido. "La elección de un funcionario del NPD para el puesto de líder local en #Altenstadt con la participación de los titulares de mandatos de la CDU me horroriza. (…) Quien carezca de brújula política y moral y, como demócrata, tome una decisión electoral tan irresponsable, es inaceptable en la CDU y en una lista electoral de la CDU", tuiteó.

Marco Buschmann, del FDP, describió la elección de Stefan Jagsch como "doblemente mala: primero, los demócratas votaron por alguien como él y segundo, ningún candidato democrático estaba dispuesto a asumir" estas funciones.

En su página de Facebook, Stefan Jagsch aseguró que defendería "los intereses de nuestro distrito" y que estaba decidido a "trabajar constructivamente con todo el mundo y todos los partidos", asegurando que había venido "del pueblo, para el pueblo".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.