Saltar al contenido principal

El Tribunal Supremo británico declara ilegal el cierre del Parlamento de Johnson

Boris Johnson
Boris Johnson 路透社。

La decisión provoca un nuevo terremoto en el debate político británico. Los jueces han defendido por unanimidad la prevalencia del Parlamento, en su capacidad legislativa y de control, sobre el Gobierno. Los once magistrados han deliberado durante tres largos días sobre la legalidad de esa decisión

Anuncios

Una decisión tomada por unanimidad de los 11 magistrados que conforman el Supremo: declarar "ilegal, nulo y sin efectos" la decisión de Boris Johnson de  suspender el Palamento durante 5 semanas.  

La magistrada Brenda Hale, encargada de leer la decisión, ha incidido en que la Justicia británica sí es competente para pronunciarse respecto a si el primer ministro se ajustó a la legalidad. Algo que va contra el dictamen precedente del Tribunal Supremo de Inglaterra que , recordemos, consideró que esta decisión escapaba de las competencias judiciales. 

 

Nuevo terremoto político

La decisión ha provocado un nuevo terremoto en el debate político británico. Los jueces han defendido por unanimidad la prevalencia del Parlamento, en su capacidad legislativa y de control, sobre el Gobierno. Y han entendido que la decisión del Gobierno de cerrar el periodo de sesiones en Westminster, durante un excepcional plazo de cinco semanas,  frustró la intención de los diputados de frenar un Brexit salvaje.

El tribunal ha reprochado además al Ejecutivo que fuera incapaz de explicar, durante tres días de vista pública, razones convincentes para justificar su decisión.

Los once magistrados han deliberado durante tres largos días sobre la legalidad de esa decisión y su sentencia está llamada a ser un histórico precedente que defina la arquitectura constitucional del país  sin Constitución escrita  .  El  primer ministro, Boris Johnson, ya  había descartado previamente  presentar la dimisión si el Supremo fallara en su contra como finalmente acaba de ocurrir 

 

Futuro incierto

Como siempre en el caso de Reino Unido hay pocas certezas más allá de la priumera consecuencia que se abre: mañana mismo miércoles hay ya convocada una seisón de urgencia en el Parlamento a instancias del propio John Berkow, presidente de la Cámara. Lo cual significa, traducido, que pase lo que pase, el Parlamento controlará los próximos pasos de la acción de Ejecutivo y los ministros tendrán que rendir cuentas. 

Johnson lleva días parapetándose ante lo que podría ser un duro golpe a su estrategia para sacar adelante el Brexit. La ley anti-Brexit duro aprobada por la oposición antes del cierre del Parlamento le obliga a pedir una prórroga si no hay un acuerdo para el 19 de octubre, lo que le deja sin mucha alternativa.

Pero este revés judicial impulsa a las voces que piden nuevas elecciones que sería la forma de acceder a una nueva agenda legislativa, un escenario que muchos analistas dan por descontado en el medio plazo. 

Lo que parece ya claro según los cálculos de varios juristas es que los plazos legislativos para ratificar el pacto de salida del Brexit extenderían el proceso hasta bien entrado noviembre en el mejor de los casos. Asumiendo que se solucionen todos los cabos sueltos en la cumbre del Consejo Europeo del 17 y el 18 de octubre -algo que no está nada garantizado-, los plazos empezarían a correr

 

El laborismo respalda la neutralidad de Corbyn

La decisión de la Corte Suprema se conoce luego de que ayer el partido Laborista británico respaldara la estrategia de neutralidad ante el Brexit de su líder, Jeremy Corbyn, tan criticada desde sectores europeístas.  En un esfuerzo por susperar sus divisiones internas, la mayoría de los delegados del congreso del partido celebrado en Brighton al sur de Inglaterra, rechazaron la enmienda que pedía más claridad en la defensa en la permanencia en la UE. Según los sondeos, la mayoría de los votantes laboristas, y la mayoría de sus afiliados, están en contra del Brexit, y no entienden la ambigüedad sostenida hasta el momento por el líder del partido que sí ha contado con el apoyo férreo de los sindicatos, clave para hacer prevalecer su posición.

 

Las voces críticas con Corbyn temen ahora que el Partido Liberal Demócrata, el único que defiende abiertamente la permanencia en Europa, les adelante en intención de voto, algo que ya comienzan a apuntar algunas encuestas. 

 

(Con AFP y prensa británica)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.