Saltar al contenido principal
España

Penas de hasta 13 años de cárcel para dirigentes independentistas catalanes

Manifestantes con la estelada marchan por la Vía Laetana en Barcelona tras conocerse el veredicto, el 14 de octubre de 2019.
Manifestantes con la estelada marchan por la Vía Laetana en Barcelona tras conocerse el veredicto, el 14 de octubre de 2019. Fuente: Reuters.

Nueve líderes independentistas catalanes fueron condenados este lunes a penas de entre 9 y 13 años de cárcel por el fracasado intento de secesión en 2017, una decisión que relanzará la tensión en Cataluña, que el separatismo mantiene en ebullición desde hace casi una década.

Anuncios

Con Luis Méndez, corresponsal de RFI en Madrid

La sentencia del Tribunal Supremo puede radicalizar todavía más al movimiento independentista, que ya anunció que llevará a cabo protestas masivas después de rechazar enérgicamente la condena de algunos de sus líderes más emblemáticos, entre ellos Oriol Junqueras, el exvicepresidente del gobierno catalán condenado a 13 años de cárcel.

El fallo también va a contribuir a agrandar la brecha entre el Gobierno central y las autoridades catalanas que insisten en demandar la plena soberanía de Cataluña, mientras el presidente Pedro Sánchez asegura que no habrá diálogo posible fuera de la Constitución que consagra la unidad del territorio español.

"En una democracia nadie es juzgado por sus ideas, ni por defender su proyecto político, sino por delitos recogidos en el ordenamiento jurídico", dijo Sánchez en un discurso institucional, pidiendo a los separatistas catalanes acatamiento a las penas anunciadas por el Tribunal Supremo.

"100 años de prisión en total. Una barbaridad. Ahora más que nunca, a vuestro lado y al de vuestras familias. Toca reaccionar, como nunca", afirmó el expresidente regional Carles Puigdemont, huido de la justicia española a Bélgica y sobre el que pesa una orden de detención en España.

Por lo pronto, el gobernante Partido Socialista se limitó a decir que acata la decisión judicial, mientras la izquierda alternativa considera la sentencia injusta y desproporcionada.

La derecha española, por el contrario, afirma que la condena se corresponde con la gravedad de los hechos.

En Barcelona ya se estaban organizando las primeras movilizaciones independentistas, y a 20H00 (18H00 GMT) están previstas manifestaciones en toda Cataluña.

Mientras afloran las primeras protestas en las calles, los movimientos separatistas anunciaron marchas para expresar su indignación, tanto en Cataluña como en diversas capitales del mundo.

“Volveremos más fuertes”

Los jueces descartaron la acusación de rebelión elevada por la fiscalía, que había solicitado 25 años de prisión contra Oriol Junqueras, líder del partido Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), principal acusado en este juicio histórico en ausencia de Puigdemont.

Una sentencia que el propio Junqueras aprovechó para llamar a la movilización, en una carta publicada en la web de su partido. "Volveremos, y volveremos más fuertes (...) no tengáis ninguna duda, volveremos y ganaremos", escribió.

Otros ocho independentistas, en algunos casos encarcelados desde hace casi dos años, recibieron condenas de 9 a 12 años de prisión por sedición, y algunos de ellos, por malversación.

Son la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell (11 años y medio), el expresidente y presidente de las influyentes asociaciones independentistas ANC y Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart (9 años para cada uno), y cinco antiguos ministros regionales.

Los tres restantes son exmiembros del gobierno catalán de Puigdemont, que estaban en libertad condicional y fueron condenados cada uno a una multa de 60.000 euros por el delito de desobediencia.

Los doce fueron juzgados por haber organizado el 1 de octubre un referéndum de autodeterminación ilegal, marcado por imágenes de violencia policial que dieron la vuelta al mundo, y la proclamación el 27 de ese mes en el Parlamento regional de una "República catalana" que nunca se materializó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.