Saltar al contenido principal
Siria / Turquía

Caos en Siria: Francia teme el retorno de sus yihadistas

Familias de ex yihadistas en el kurdistán sirio.
Familias de ex yihadistas en el kurdistán sirio. AFP PHOTO/GIUSEPPE CACACE

Los occidentales temen que los yihadistas detenidos en cárceles kurdas huyan, aprovechándose del caos provocado por la ofensiva turca. Jean-Yves Le Drian, canciller francés, viajará al vecino Irak con el fin de negociar un acuerdo judicial para juzgar en ese país árabe a los ex yihadistas franceses allí retenidos.

Anuncios

La mortífera ofensiva turca el 9 de octubre contra los kurdos de siria, preocupa a las cancillerías occidentales. No solo por los efectos sobre la población civil y los kurdos de esta región, sino porque los kurdos mantienen bajo custodia a cerca de 12.000 sospechosos, ex combatientes de la organización Estado Islámico (E.I.), capturados durante la ofensiva contra el antiguo califato creado por el grupo yihadista.

El 13 de octubre, la portavoz del gobierno francés Sibeth Ndiaye expresó su “inquietud” ante la posible fuga de reos del Estado Islámico, resultado del retiro de los kurdos en ciertas zonas.

Según la administración kurda, tras la ofensiva turca, cerca de 800 familiares de combatientes de Daesh (E.I. en árabe), principalmente mujeres y niños, se fugaron del campo de refugiados de Ain Isa, al norte de Rakka, a 30 km de la frontera con Turquía. La opositora ONG siria Observatorio de los derechos humanos, con sede en Londres, estima por su parte que un centenar de personas se escapó, mientras que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan califica de "desinformación" estas cifras.

Sin embargo, aún no queda claro cuantas personas se han fugado exactamente.

El jefe de la diplomacia francesa Jean-Yves Le Drian descartó, por el momento, la amenaza de una posible fuga masiva de ex combatientes yihadistas. “Actualmente la ofensiva turca y las posiciones de las FDS (Fuerzas democráticas sirias, aliadas de Turquía) no han provocado que los campos de refugiados, del este y noreste sirio, vean su seguridad amenazada”.

Tras la caída de Daesh, muchos de sus combatientes europeos que habían sido capturados en la vecina Siria por los kurdos, fueron luego transferidos a Irak para ser juzgados, razón por la cual el canciller francés viajará a Bagdad y Erbil esta semana para negociar de la situación de los ex yihadistas extranjeros detenidos en cárceles iraquíes.

Le Drian hablará en Bagdad de un dispositivo internacional que permita juzgar a los yihadistas extranjeros de Daesh en Irak.

La polémica posición francesa

El conflicto en el norte de Siria puso de nuevo sobre la mesa el debate acerca del futuro de los familiares de yihadistas de origen francés.

Pese a la crítica de familiares y juristas, Francia insiste en que los yihadistas franceses capturados en Irak y Siria deben ser juzgados en esos países y se niega a repatriarlos a Francia, un país aún golpeado por los atentados yihadistas..

Familiares de esposas y de niños de yihadistas franceses retenidos en campos kurdos en Siria denunciaron al ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, por "omisión del auxilio debido", cuestionando la inacción de París en ese asunto.

Según la agencia France Presse, las denuncias fueron presentadas en julio y en septiembre en Francia ante la Corte de Justicia de la República (CJR), la única instancia competente para juzgar actos cometidos por miembros del gobierno en el ejercicio de sus funciones.

Los denunciantes, una decena de familias en total, acusan al jefe de la diplomacia francesa de rechazar, de forma "sopesada, voluntaria e intencionada", repatriar a esas mujeres y niños de yihadistas franceses retenidos en campos kurdos en Siria, donde se encuentran "en peligro".

El espectro yihadista resurge

Con el caos en el Kurdistán sirio, resurge el espectro de la reconstitución de Daesh. “El resurgimiento del Estado Islámico es una evidencia desde un tiempo”, comentó Wassim Nasr, especialista en movimientos yihadistas y periodista de France 24. “Los yihadistas sirios e irakíes lo dicen en sus órganos de propaganda: están esperando a que la alianza internacional contra Daesh se disuelva para volver a la escena”.

En este contexto diplomático tenso, el presidente de Estados Unidos Donald Trump acusó a los kurdos de utilizar la detención de los ex yihadistas como arma de presión para forzar a Washington a mantener sus tropas en Siria. La misma acusación formuló el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, antes de asegurar que sus fuerzas harían todo para mantener a los ex combatientes yihadistas en territorio sirio. “Estamos dispuestos a cooperar con los países de origen y las organizaciones internacionales para encargarnos de las mujeres y los hijos de combatientes terroristas extranjeros”, agregó el presidente turco.

Fuentes: Agencias y prensa francesa

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.