Saltar al contenido principal
Reino Unido / Unión Europea

Brexit: El peñón de Gibraltar, la otra frontera británica con la Unión Europea

Frontera entre España y Gibraltar, Línea de la Concepción, sur de España. El peñón fue cedido a los ingleses por Felipe V en 1713.
Frontera entre España y Gibraltar, Línea de la Concepción, sur de España. El peñón fue cedido a los ingleses por Felipe V en 1713. REUTERS/Jon Nazca

Gibraltar elige a sus diputados este jueves. Si no hay sorpresas, la coalición socialista liberal debería revalidar. Unos comicios que se adelantaron por el Brexit. Un divorcio con la UE que los gibraltareños rechazaron masivamente, el 96% votó en contra en el referendo convocado por el primer ministro de la época, David Cameron.

Anuncios

Reportaje de la enviada especial de RFI a Gibraltar Juliette Gheerbrant

La empresa Anglo Hispano, con 55 empleados, es una de las principales distribuidoras de alimentación en Gibraltar. La compañía fundada en 1892 distribuye vinos, bebidas y congelados a los bares y restaurantes locales. Se trata de un bonito edificio con un balaustrado de madera, adyacente al almacén donde los palés están esperando para ser cargados en las furgonetas.

“Aunque importamos muchos de nuestros productos por el puerto de Gibraltar, mucha de nuestra mercancía pasa por la frontera. Evidentemente que estamos preocupados. Aunque Gibraltar no forma parte de la unión aduanera, tememos que salgan nuevas reglamentaciones”, dice el empresario John Isola.

Lo que preocupa es, por ejemplo, la imposición de controles sanitarios por parte de España, sobretodo porque el puesto de control más cercano está en Algeciras, al otro lado de la bahía. Otra de las inquietudes de Isola es la mano de obra. “Alrededor del 70% de nuestros empleados vienen de España todas las mañanas y vuelven a sus casas por las noches. Nuestra actividad, además, depende mucho del turismo, si a los turistas se les pone complicado poder entrar, nuestro negocio se va a resentir y con él, el empleo”, se queja.

John Isola también trabaja con empresas españolas como la que se encarga del mantenimiento del montacargas. La cooperación con España es clave. El empresario forma parte del Grupo transfronterizo que reúne a sindicatos y empresas españolas y gibraltareñas para defender el empleo y los intercambios comerciales, y sobretodo cooperar para que la frontera sea fluida.

El Brexit también preocupa a los trabajadores del otro lado de la frontera. “No sabemos cómo va a terminar todo esto, si seguirá habiendo trabajo para nosotros, si habrá problemas en la frontera para poder entrar, estamos todos en la incertidumbre”, dice Alberdo Sodi Hidalgo de 30 años y habitante de la Línea de la Concepción (España).

Al igual que otras empresas, Anglo Hispano tal vez deberá, en el futuro, hacer transitar sus camiones por mar. El puerto ya se está preparando porque en Gibraltar no se produce nada, todo es importado. En el peor de los casos, el capitán del puerto Manuel Tirado espera que lleguen por el puerto de unos 20 a 30 camiones diarios. Desde la sala de control se domina toda la bahía, de uno y otro lado del peñón, y las costas marroquíes cercanas, y por supuesto el tráfico incesante de los cargos y otros navíos que atraviesa el estrecho de Gibraltar.

“En el puerto ya hemos hecho lo necesario para los ferris puedan transportar, sin problemas, mercancías desde España, Portugal o Tánger (Marruecos). Hemos instalado rampas para descargar camiones y oficinas de aduanas y de inmigración para que todo se haga de forma rápida y eficaz y que no haya retrasos con las mercancías”, explica.

A parte de los problemas de suministro, con el Brexit Gibraltar perderá su acceso al mercado interior de la Unión Europea y eso conllevará que algunas empresas decidan relocalizarse en otros territorios. El sector de los juegos en línea podría verse afectado. Representa un cuarto del PIB de Gibraltar, con unas 30 empresas dedicadas el sector. Para el gobierno, esos miedos son infundados.

“No hay nada que indique que las grandes empresas de juegos en red vayan a dejar Gibraltar. Algunos se han tenido que reorganizar, tomar medidas como relocalizar sus datos o tomar licencias por ejemplo en Malta para conservar su acceso al mercado de la Unión Europea, pero no hay ningún tipo de éxodo”, asegura Andrew Lyman, director del sector en el gobierno gibraltareño.

Éxodo o no, hay empresas que ya se han trasladado a Malta, como la compañía BET 365, lo que ha supuesto la pérdida de cientos de empleos. Pero también ha habido movimientos inversos y las actividades de servicio de Gibraltar se dirigen en un 70% al Reino Unido.

Para tranquilizar a los ciudadanos, el gobierno ha distribuido a empresas y a particulares un folleto llamado “Brexit: modo de empleo”. Pero parece que no está cundiendo el pánico. Los gibraltareños recuerdan que vivieron durante 20 años con una frontera herméticamente cerrada, durante la dictadura de Francisco Franco en España y que además durante la historia su economía se ha ido reinventando.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.