Saltar al contenido principal
Reino Unido

Johnson pide un aplazamiento del Brexit pero advierte que está en contra

El primer ministro británico Boris Johson en el Parlamento, 19 de octubre de 2019.
El primer ministro británico Boris Johson en el Parlamento, 19 de octubre de 2019. PRU / AFP

Forzado por el Parlamento, el primer ministro británico Boris Johnson se sometió a la obligación legal de pedir un nuevo plazo a los europeos pero lo hizo recordando al mismo tiempo su hostilidad ante esa perspectiva y su deseo de no modificar el calendario acordado.

Anuncios

A 12 días para la salida británica de la Unión Europea, los diputados acentuaron la tensión y el caos al aprobar el sábado una enmienda por la cual el acuerdo cerrado con Bruselas no será adoptado hasta que se haya aprobado la legislación necesaria para implementarlo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ve obligado por tanto este domingo a cambiar de planes, después de que el parlamento le obligara a pedir un nuevo aplazamiento del Brexit, algo que hizo a desgana y con una carta sin firmar.

Esto activó automáticamente una ley que obliga al gobierno a pedir una nueva prórroga del Brexit, inicialmente previsto para el pasado marzo y aplazado ya dos veces.

Pero, determinado a mantener la fecha del 31 de octubre, Johnson aseguró que "no negociará un aplazamiento con la UE".

"Les diré a nuestros amigos y colegas de la UE (...) que otro retraso sería malo para este país, malo para la Unión Europea y malo para la democracia", afirmó.

Tres cartas en la mesa europea

Conclusión: los europeos se encuentran este domingo por la mañana con tres cartas. La primera, sin firmar, pide una prolongación de tres meses, afirmó a la AFP una fuente de Downing Street.

La segunda, firmada por el primer ministro, dice que no quiere ese aplazamiento.

Y la tercera, del embajador británico ante la UE, Tim Barrow, precisa que la prórroga sólo se ha pedido para ajustarse a la ley.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó haber recibido la petición: "Ahora empezaré a consultar a los líderes de la UE sobre la manera de actuar", tuiteó, mientras una fuente europea rehúsaba hacer comentarios sobre la ausencia de firma y los dos documentos adicionales.

Aprobación de la UE

Para ser efectivo, un tercer aplazamiento debe ser aprobado por los otros 27 países del bloque.

El gobierno francés consideró que "no interesa a nadie" volver a aplazar el Brexit y el irlandés recordó que "una prórroga solo puede ser decidida por unanimidad".

Johnson habló por la noche con Tusk, con el presidente francés, Emmanuel Macron, y con la canciller alemana, Angela Merkel, informó su portavoz.

La enmienda de Letwin

Convocado por primera vez en sábado desde la guerra de las Malvinas en 1982, el parlamento debía celebrar una votación histórica que pusiese fin a meses de incertidumbre. Pero la exigencia de garantías de un diputado, el independiente Oliver Letwin, agravó el estancamiento y la confusión.

Letwin quería evitar que algunos legisladores votasen a favor del acuerdo ahora y contra la legislación en los próximos días, empujando de hecho al país a un catastrófico Brexit sin acuerdo. Y lo logró: su enmienda fue adoptada por 322 votos contra 306.

Johnson aceptó el nuevo revés sin perder la determinación y anunció que "la próxima semana el gobierno introducirá la legislación necesaria". Si esta fuese aprobada a tiempo el país aún podría abandonar el bloque a finales de mes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.