Saltar al contenido principal
España

El Valle de los Caídos, ¿memoria u olvido?

El helicóptero transportando el féretro de Franco sobrevuela el Valle de los Caídos, el 24 de octubre de 2019.
El helicóptero transportando el féretro de Franco sobrevuela el Valle de los Caídos, el 24 de octubre de 2019. Mariscal/Pool via REUTERS

Tras una larga batalla judicial, el gobierno socialista de Pedro Sánchez ordenó la exhumación del ex dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. ¿Qué representa este acontecimiento para España? Nos contestó Julian Casanova, historiador de la Universidad de Zaragoza.

Anuncios

RFI: ¿Cómo califica Usted la exhumación de Franco?

Julian Casanova: Es el cierre de una época. Franco fue un dictador que ya estaba antes de la Segunda Guerra Mundial en el poder. Junto con Salazar son las dos excepciones en la historia de Europa. Y en pleno siglo 21 se le saca hoy de un mausoleo que construyó a la gloria de los vencedores de la guerra. Creo que es el fin de una época porque España cierra con esa losa una etapa histórica muy importante. Creo que ése es el gran acontecimiento, con un acuerdo parlamentario, con un acuerdo ejecutivo y con un acuerdo del sistema judicial.

RFI: ¿Con esto se cierra también la herida dejada por la Guerra Civil y el franquismo?

Julian Casanova: No, la sombra del franquismo es muy alargada. Allí deberían estar sólo los restos de los mártires de la Cruzada, de los que combatieron con él, pero robaron tumbas de personas asesinadas por los franquistas y las llevaron allí, y sus familias las reclaman. José Antonio Primo de Rivera, que era un dirigente del único partido fascista español en los años 30 y que ni siquiera es diputado en febrero del 1936, también está enterrado allí en un sitio preferente y con todos los honores. La sombra de Franco es alargadísima. Lo mejor es que la democracia funcione, lo mejor es que sigamos adelante con la democracia, pero la mirada al pasado no la podemos olvidar. Usted mira al futuro, vamos a hacer mejores pensiones, vamos a redistribuir mejor la riqueza, pero déjeme mirar con libertad al pasado. Hoy no se cierra el franquismo, el franquismo está cerrado como acontecimiento histórico, lo que no está cerrado, es la sombra alargada de la cantidad de huellas que dejó en la sociedad española.

RFI: ¿Era una anomalía que Franco estuviese en un mausoleo, como lo calificó la ONU?

Julian Casanova: En la península ibérica, en la Unión Europea, es una gran anomalía. Primero la magnitud del mausoleo, después la historia de cómo fue construido, la historia de cómo Franco fue enterrado allí, y el significado político y religioso, porque es el mejor exponente de la simbiosis entre religión y política que dominó la dictadura. Eso es una gran anomalía en el siglo 21, por eso es bueno que se sepa, que al margen de las discusiones sobre la historia, esa anomalía debe ser comprendida por todos los partidos políticos democráticos. Y después debatimos sobre la historia.

RFI: ¿Qué representará ahora ese Valle de los Caídos, que Franco calificó como reflejo de la “Gloriosa Cruzada” que él había desarrollado?

Julian Casanova: Yo sé que ahora las familias de las víctimas que fueron robadas y llevadas allí van a reclamarlas. Pero ¿qué hacer con el Valle de los Caídos? Yo soy partidario de tres cosas. Primero, conservarlo como un lugar de memoria, porque no hay mejor forma de explicar la historia del franquismo que a través de este gran monumento. Segundo, introducir allí una interpretación de lo que es la historia de la violencia política en la España del siglo 20 a propósito del golpe de Estado, la dictadura y la Guerra Civil. Y esto significa que debería ser un monumento que las generaciones futuras, si van a verlo, no vean ahí un elogio de nada sino que verán una explicación en color sobre el pasado. Y tercero, y me parece básico, este es un gran monumento que no tienen otros países de Europa, y desde este punto de vista las alternativas que hay a dejarlo morir, yo no estoy de acuerdo, yo soy muy partidario de que los lugares de memoria se expliquen para que las generaciones futuras lo entiendan. Ahora sí, la explicación tiene que ser rigurosa, académica, del punto de vista de la investigación de los historiadores, y no una explicación política, que la da cada gobierno que pasa por la Moncloa en España.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.