Saltar al contenido principal
VINO Y CLIMA

La producción mundial de vino cae un 10% en 2019 debido a heladas y sequías

"Es muy importante que nos adaptemos a estos cambios climáticos", dice Pau Roca, director general de la OIV.
"Es muy importante que nos adaptemos a estos cambios climáticos", dice Pau Roca, director general de la OIV. RFI/A.Hird

Debido a las heladas de primavera y las sequías de verano, principalmente en España, Francia e Italia, los tres mayores países vinícolas del mundo, la producción mundial de vino cayó de 10% en 2019, según una estimación publicada este jueves por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Anuncios

Según una estimación de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), la producción mundial de vino cayó de 10% en 2019. Los vinicultores de todo el mundo han producido entre 258,3 y 267,4 millones de hectolitros de vino, lo que representa una media de 262,8 millones de hectolitros, frente a los 294 millones de hectolitros de 2018, según una estimación basada en 28 países con el 85% de la producción mundial.

"Después de un volumen de producción excepcionalmente alto en 2018, la producción de 2019 ha vuelto al nivel medio del período 2007-2016", dijo la organización intergubernamental con sede en París.

Los tres mayores países vinícolas del mundo afectados

En la Unión Europea, los volúmenes disminuyeron un 15% con respecto al año pasado: 156 millones de hectolitros frente a 182,7 millones de hectolitros.

De los tres primeros países productores de vino, España fue el que más sufrió, con un descenso de la producción del 24% hasta los 34,3 millones de hectolitros. Esto se debe principalmente a las condiciones climáticas aleatorias, explica a RFI Pau Roca, director general de la OIV: "Una primavera fría y lluviosa, seguida de un verano extremadamente seco y caluroso, y eso no es bueno para la producción".

Italia, cuya producción se ha reducido en un 15%, hasta alcanzar los 46,6 millones de hectolitros, mantiene su posición de primer productor mundial de vino en volumen. En Francia, número dos, los volúmenes también disminuyeron en un 15%, hasta 41,9 millones de hectolitros.

Hemisferio sur

"En el hemisferio sur, parece que los efectos climáticos ya causaron daños enormes en Sudáfrica", prosigue el experto. Sudáfrica, especialmente afectada por la sequía, es el único gran país productor que, por segundo año consecutivo, ha registrado un volumen de producción inferior a su media quinquenal (-9%), de 9,7 millones de hectolitros, señala la OIV.

Argentina, quinto productor del mundo, sufrió un descenso del 10% hasta los 13 millones de hectolitros. Chile, con 11,9 millones de hectolitros, registró un descenso del 7% respecto a 2018, pero un aumento del 8% respecto a su media quinquenal.

Cambio de modelo

Estas inclemencias del clima imponen un cambio de modelo, según Pau Roca: "Es muy importante que nos adaptemos a estos cambios climáticos. El sector del vino tiene una capacidad de resiliencia, y podemos realmente adaptarnos con una variedad genética enorme".

Portugal y Georgia tienen muchas variedades de uva resistentes, y son de los pocos países que produjeron este año más vino que en 2018.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.