Saltar al contenido principal
Croacia/Elecciones

Reñida jornada electoral en Croacia

Una electora deposita su voto durante la jornada electoral croata. Zagreb, Croacia, 5 de enero de 2020.
Una electora deposita su voto durante la jornada electoral croata. Zagreb, Croacia, 5 de enero de 2020. ®REUTERS/Antonio Bronic

Los croatas eligen presidente este domingo en unas elecciones de desenlace incierto en las que la mandataria saliente conservadora debe seducir a la derecha radical para imponerse frente a un ex primer ministro socialdemócrata.

Anuncios

La segunda vuelta electoral tiene lugar pocos días después de que Croacia asumiera la presidencia rotatoria de una Unión Europea que tendrá que gestionar la era pos Brexit, cuando el Reino Unido salga del bloque.

Estos comicios han dejado patente el ascenso de la derecha dura en un país que se enfrenta a la presión de los migrantes en sus fronteras y, al igual que sus vecinos de los Balcanes, a un éxodo masivo de sus habitantes. Eso sin contar una corrupción endémica.

Los 3,8 millones de votantes elegirán entre dos enfoques para este país bañado por el Adriático: la "Croacia auténtica" que la presidenta conservadora saliente Kolinda Grabar-Kitarovic dice representar y la "Croacia normal" defendida por el socialdemócrata Zoran Milanovic.

En Croacia, la función presidencial es más que nada honorífica. Para lograr un segundo mandato, Grabar-Kitarovic, de 51 años, tendrá que atraer al ala dura del electorado de derecha que en la primera vuelta votó por un cantante populista.

Miroslav Skoro, un artista que se hizo famoso en los años 1990 con canciones patrióticas, obtuvo casi una cuarta parte de los sufragios prometiendo que desplegaría al ejército en la frontera para evitar la entrada de migrantes e indultaría a un criminal de guerra. No ha dado instrucciones de voto para la segunda ronda.

El último sondeo da tres puntos de ventaja al ex primer ministro socialdemócrata, pero muestra que el 13% del electorado sigue indeciso.

Una derrota de la presidenta saliente complicaría las cosas al partido que la apoya, el HDZ, y al primer ministro moderado Andrej Plenkovic para las legislativas de otoño.

 - Errores y elitismo -

Grabar-Kitarovic, con solo el 27% de los votos en la primera vuelta, confía en sus llamamientos a la "unidad". Durante la campaña hizo hincapié en su patriotismo y en la guerra de 1991-1995, un asunto muy delicado en el país. "Tenemos que unirnos como en 1990" antes de la declaración de independencia, repitió esta semana.

Se presenta como una madre como las demás y destaca sus orígenes humildes. Sus detractores le reprochan numerosas meteduras de pata.

También fue criticada por restar importancia a los crímenes del régimen ustacha, colaboracionista con la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, que suscita una creciente nostalgia en el país.

Su rival Zoran Milanovic, con reputación de arrogante y elitista, considera peligroso el concepto de "Croacia auténtica".

El socialdemócrata dominó la primera vuelta con un tercio de los votos, gracias a los votantes urbanos y la fractura en la derecha.

El defensor de una "Croacia normal", basada en la tolerancia, insiste en que su país "ya no está en guerra", debe volcarse en el futuro y "luchar por su lugar en Europa".

Sus partidarios aplaudieron en 2011 la llegada al poder de este hombre exento de los cargos de corrupción que salpican a muchos integrantes del HDZ. Pero su gobierno decepcionó, incapaz de luchar contra el clientelismo y de desarrollar la economía.

Los conservadores del HDZ, en el poder, quieren conservar la presidencia, sobre todo ahora que encabezan la UE durante seis meses con cuatro temas importantes en la agenda: las relaciones con el Reino Unido después del Brexit, el deseo de adhesión de los países de los Balcanes occidentales, el cambio climático y el próximo presupuesto plurianual del bloque.

Croacia es el último país en haberse adherido a la UE, en 2013, pero su economía, muy dependiente del turismo, es una de las más débiles de los Estados miembros.

La adhesión ha acelerado el éxodo de los croatas en busca de una vida mejor, pero también a causa de la corrupción, el clientelismo y la mala calidad de los servicios públicos.

"Nuestros jóvenes se van, este es nuestro principal problema", afirma Stjepan Golub, un votante de 70 años. Entre tanto los políticos se dedican a "insultarse", lamenta.

Los resultados preliminares de las elecciones se conocerán una hora después del cierre de los colegios electorales a las 18H00 GMT.

Con la AFP

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.