Saltar al contenido principal
España

Pedro Sánchez, investido presidente de un gobierno de coalición de izquierda

El socialista Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, este 7 de enero de 2020 en Madrid.
El socialista Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, este 7 de enero de 2020 en Madrid. PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

En España, después de ocho meses de parálisis política, el socialista y mandatario saliente, Pedro Sánchez, es el nuevo presidente de una coalición de izquierda tras una ajustada votación en la que obtuvo 167 votos a favor, 165 en contra. Hubo 18 abstenciones.

Anuncios

La sesión de investidura que Pedro Sánchez superó por un escasísimo margen de votos puso de relieve la radicalización de la derecha española y la frágil posición de los socialistas que cuentan con una insuficiente mayoría parlamentaria.

Con el bloque de la derecha española cerrando filas contra Sánchez, la abstención de los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya fue determinante para que el político socialista pudiera alcanzar en segunda vuelta esa mayoría simple que le permitirá renovar su mandato presidencial.

El nuevo gobierno, integrado por una coalición entre socialistas y la izquierda Unidas Podemos, se verá sometido a una fuerte presión por parte de la derecha española que dibuja un futuro negro para el país. Los sectores empresariales también critican el programa de la alianza de izquierdas por considerar que perjudicará a la economía.

Según Berta Barbet, investigadora postdoctoral de la Universidad Autónoma de Barcelona, “la clave aquí está en que es un gobierno de coalición minoritaria”. Es un gobierno “frágil, con problemas para pasar legislación en el en el Parlamento. Si esto se traduce o no en una legislatura corta, dependerá de los incentivos especialmente de esos partidos que se han abstenido, es decir que si esos partidos dejan de apoyar al gobierno por los motivos que sea, la legislatura seguramente fracasará, pero si esa abstención es sólo un primer paso hacia una coordinación de más éxito pues entonces no tiene por qué fracasar”, explica la analista.

En su discurso, Pedro Sánchez ha asegurado que esta coalición “es la única opción de gobierno posible después de dos elecciones generales en el último año”. Para Barbet en cambio, “era la coalición más fácil de conseguir y sobre todo era la única que permitía que Vox no fuera la oposición del gobierno, puesto que es la única que permite generar una mayoría que no necesita el Partido Popular, y por lo tanto una mayoría que permite que el jefe de la oposición siga siendo Pablo Casado y Santiago Abascal”.

En definitiva, comienza una legislatura complicada que pondrá a prueba la capacidad de la izquierda española para aguantar en el gobierno. ¿Qué medidas se debatirán en lo inmediato? “Supongo que los dos primeros grandes debates serán cómo se constituye esa famosa mesa de diálogo con el gobierno catalán, y luego todo el debate que tiene que ver con la subida de impuestos y los cambios en la política redistributiva de gobierno”, responde la investigadora Berta Barbet.

Con la elección de Pedro Sánchez queda formado el primer gobierno de coalición de izquierda desde el fin de la dictadura de Francisco Franco en 1975.

Con información de Lui Méndez

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.