Saltar al contenido principal
Francia

Francia: médicos en huelga con el corazón roto

Conferencia de prensa de los médicos del Colectivo CIH - Colectivo Inter hospitales, quienes amenazan con renunciar si el gobierno francés no mejora las condiciones de trabajo.
Conferencia de prensa de los médicos del Colectivo CIH - Colectivo Inter hospitales, quienes amenazan con renunciar si el gobierno francés no mejora las condiciones de trabajo. Thomas SAMSON / AFP

En San Valentín, día de los enamorados, el personal de los hospitales franceses sale a las calles para manifestar su amor al servicio público. Y su cólera por la destrucción de este pilar del Estado de bienestar en Francia. La jornada de movilización de este viernes 14 de febrero se denomina "Con el corazón roto".

Anuncios

La huelga hospitalaria comenzó en 2019  en los servicios de urgencia. Once meses después y con algunos anuncios paliativos del gobierno, los hospitales públicos han entrado en coma. 

"Siento que mi trabajo es un matadero"

Mil médicos jefes de servicio han renunciado en los últimos días. "El Estado mata al hospital" denuncia una pancarta a la entrada del hsitórico hospital parisino Pitié-Salpêtrière.

"Hay enfermeras que dicen mi trabajo ha perdido su significado. Ya no tengo tiempo para hablar con los enfermos, siento que trabajo en un matadero", testifica Agnès Hartemann, quien tras dirigir el departamento de diabetología en Pitié-Salpêtrière ha decididido renunciar, vencida por mlas condiciones de trabajo.  "A veces veo enfermeras llorando, esto se ha vuelto moralmente muy difícil".


La presión moral de enfermeros y personal de urgencias tiene su origen en una ecuación errada: más pacientes igual menos personal.  Rodrigo Martínez, paramédico del Hospital de Dieu en la capital y miembro del servico Inter-Urgencias, explica que:

 

"El problema radica en que las estructuras actuales tienen cerca de 20 años y fueron concebidas para el número de pacientes  que no pasaba de los 9 millones por año. Hoy en día, pasan por urgencias algo más de 21 millones de pacientes anuales , es decir más del doble.  Y aunque el presupuesto para las urgencias ha aumentado, dicho aumento no está a la altura de las necesidades de estos servicios".


 

 

Bajos salarios, menos efectivos, más pacientes

A las penosas condiciones de trabajo se suman los muy bajos salarios. Resultado: dificultad para reclutar personal. En noviembre, el gobienro lanzó un plan de emergencia para salvar a las urgencias de los hospitales públicos. Más presupuesto, aumento de las primas, apropiación  de la deuda hospitalaria por parte del Estado. Una cura que no es sino un paliativo para el estado agonizante del sector, asegura Rodrigo Martínez.

No se ha cambiado nada. Ni la situación de las urgencias que es crítica ni la situación del hospital. Una de las grandes reivindicaciones que hemos pedido, aumentar el número de efectivos para atender a la población de manera decente y humana, no lo vamos a tener. No van a contratar gente. Sobre aumentar el número de camas para tener hospitalizaciones en el sector y en el lugar más adaptado porque hemos tenido más de doce niños, menores de cinco años en estado crítico que han tenido que recorrer 200km. Para llegar a un servicio de reanimación. Imagínate lo que puede complicar para los padres y la dimensión humana que puede ser.


Rodrigo Martínez además sostiene que la propuesta de aumento de sueldo por parte del gobierno no es del todo cierta pues solo beneficiará a los nuevos médicos que se incorporen al sistema de salud. Los antiguos, como es el caso de los que se encuentran en huelga, no percibirán ningún tipo de aumento. 

 

"De los 750 millones que propone la ministra de salud para invertir a tres años, 340 millones  irán a un nuevo servicio de atención telefónica a los pacientes. Los urgentistas denuncian que este servicio ya existe en el país, de hecho se trataría del número 15, y que la creacion de uno nuevo no va a resolver los problmas fundamentales de falta de personal y de camas.

La salud mental de los menores en estado crítico

Desde hace veinte años, poco a poco, la situación de la psiquiatría en el país empeora. Las deficiencias van desde el retraso importante en el diagnóstico demasiado, sobrepoblación de camas de psiquiatría que representa un problema tanto para los pacientes como para los cuidadores. Así lo testifica Alexander Vargas, psiquiatra infantil y adolescentes en la Pitié Salpetriére. 

El sistema de salud de Francia antes era catalogado como uno de los mejores en diferentes áreas y uno ve que en realidad hay dificultades con el salario y con el estatus sobre todo por falta de personal, eso pues obvio que se evidencia en un deterioro. En cuanto a la parte de sistemas de salud, a la oportunidad de atención, para nosotros, como pedopsiquiatras, verse con las manos atadas por no tener plazas para hospitalizar un paciente, y en ese momento qué hace uno, si es un niño, si es un adolescente que se encuentra en un riesgo suicida...entonces improvisamos en ese momento en dónde se puede hospitalizar ese niño, ese adolescente porque no hay recursos, no hay oportunidad de camas. Eso me sorprende porque en España lo vivía menos, existía la oportunidad de enviarlos a consulta, sobre todo en cuanto a la urgencia, que sea supervisado, que reciba la atención en ese momento, que si toca hospitalizarlo se hospitalice. 


 

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.