Saltar al contenido principal
Reino Unido - coronavirus

Londres enfrenta burlas por ‘prohibir el sexo’ entre quienes no comparten domicilio

En Twitter, algunos apuntaban a la vida personal poco ortodoxa de Boris Johnson, aquí junto a su pareja, Carrie Symonds, en un partido del torneo internacional de rugby Seis Naciones entre Inglaterra y Gales el 7 de narzo de 2020 en Twickenham, al oeste de Londres
En Twitter, algunos apuntaban a la vida personal poco ortodoxa de Boris Johnson, aquí junto a su pareja, Carrie Symonds, en un partido del torneo internacional de rugby Seis Naciones entre Inglaterra y Gales el 7 de narzo de 2020 en Twickenham, al oeste de Londres AFP/Archivos

La veda de reuniones de dos o más personas que no vivan bajo un mismo techo bajo pena de multa ha disparado críticas hacia el gobierno de Boris Johnson. Distintos medios se preguntan si la prohibición alcanza a las relaciones extramaritales.

Anuncios

The law is the law (la ley es la ley). Y según las enmiendas introducidas a las normas británicas el lunes, ninguna persona puede participar en una reunión de más de seis personas que tenga lugar en un lugar público ni ninguna que consista en dos o más personas puertas adentro si no comparten domicilio. ¿Efecto colateral? Los medios sensacionalistas se preguntan si el gobierno no estaría buscando castigar el sexo extraconyugal.

"De lo que se trata es de asegurarnos de que no haya gente que se quede fuera de casa por la noche", se defendió el ministro británico de Vivienda Simon Clarke a la radio LBC cuando se le preguntó sobre la prohibición.

Cuando lo interrogaron si las reglas permitían a las parejas copular al aire libre, Clarke se rio.  "Es justo decir que el riesgo de transmisión del coronavirus es mucho menor al aire libre que en el espacio interno, pero obviamente no animamos a la gente a hacer algo así al aire libre en este momento o en cualquier otro", precisó.

Las redes sociales convirtieron el #sexban en la comidilla del día. En Twitter, algunos apuntaban a la vida personal poco ortodoxa de Boris Johnson, mientras que otros señalaron la violación de las normas de bloqueo por parte del asesor principal del primer ministro, Dominic Cummings.

Otros se preguntaban en cambio jocosamente si Londres se disponía a lanzar a las calles patrullas morales. "¿Hay una 'fuerza sexual' especial para asegurarse de que todos cumplan con este #sexban?", escribió Jen Wood dijo en Twitter. "¿Estarán golpeando las ventanas y enviando drones o algo así?", agregó.

Las nuevas directrices sembraron preocupación en Twitter

 

El legislador conservador Tobias Ellwood dijo a ITV que la política parecía absurda. "Me alegra decir que es ridícula", dijo.

En cualquier caso, quien infrinja la ley, se expone a una multa de 120 euros.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.