Saltar al contenido principal
Francia

Hollande a 160 Km./h: un exceso de velocidad histórico

El presidente francés François Hollande (derecha)
El presidente francés François Hollande (derecha) (REUTERS/Remy de la Mauviniere/Pool

Anuncios

El presidente Hollande, sus colaboradores e incluso su compañera sentimental, habían respetado al pie de la letra la consigna de “normalidad” que debía marcar el comienzo del quinquenio, al menos hasta la segunda vuelta de las elecciones legislativas el 17 de junio.

Hace unos días, Hollande viajó en tren desde París a Bruselas y regresó en auto. No se ha mudado al palacio del Elíseo, sino que sigue viviendo en su modesto apartamento de clase media del distrito XV de París con Valérie Trierweiler, su compañera sentimental. La  periodista de 47 años no quiere que la llamen Primera Dama y seguirá trabajando en París Match.

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, toma el tren regional RER para hacer campaña. El ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, viajó en una compañía low-cost entre Alemania e Italia. La ministra de la Vivienda, Cécile Duflot, posó en jeans en la foto oficial del Gobierno.

En los sondeos, los franceses aprecian esta actitud, sobre todo porque va acompañada, entre otros, de una reducción de los salarios tanto de los ministros como del presidente.

El único punto negro, sin embargo, ha sido un exceso de velocidad que no cuadra con esta imagen del presidente normal. Una televisión ha atrapado in fraganti el auto del presidente Hollande a 160 kilómetros por hora en una autopista, yendo hacia Caen, ciudad situada en el noreste de Francia. Una velocidad muy por encima de la norma.

Primer exceso de velocidad del presidente socialista, pero, sobre todo, primera violación a la “actitud de normalidad” que quiere encarnar el mandatario socialista.

Hollande llamó la atención a su servicio de seguridad, informó el diario Le Figaro, citando una fuente cercana a la presidencia. Según el mismo diario, un responsable del UMP, Geoffroy Didier, sentenció que “la presidencia ‘normal’ duró tres semanas”, ya que con este exceso de velocidad, “la falsa virtud de François Hollande se vuelve en su contra”.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.