Saltar al contenido principal
Salud/Sociedad/Francia

Los jóvenes franceses comen peor que los norteamericanos

Un carrito de supermercado repleto de comida en Niza (sur de Francia).
Un carrito de supermercado repleto de comida en Niza (sur de Francia). ©Reuters.

Los franceses de entre 21 y 34 años tienen una alimentación menos equilibrada que la de sus pares estadounidenses, se alarma el Centro de Investigación para el Estudio y la Observación de las Condiciones de Vida de Francia. El modelo alimentario francés está en peligro, aseguran los autores del trabajo.

Anuncios

Hasta ahora al menos, los norteamericanos estaban fascinados con la alimentación de los franceses, que pese a vivir rodeados de tentaciones gastronómicas sabían mantener su figura sin incurrir en regímenes draconianos. Prueba de esta sincera admiración transatlántica es el best-seller French Women Don’t Get Fat, en el que la francesa Mireille Guiliano le explica a la “Fast Food Nation” por qué la mujer francesa no engorda “aunque coma pan y patelitos, tome vino, y disfrute de tres comidas diarias”.

Sin embargo, este modelo está en peligro, de acuerdo con el estudio comparativo publicado el miércoles por el Crédoc (Centro de Investigación para el Estudio y la Observación de las Condiciones de Vida) de Francia. De acuerdo con este informe, los franceses de entre 21 y 34 años están alimentándose con demasiados sándwiches y consumiendo menos frutas y verduras que los estadounidenses de la misma edad. “Si esto se convierte en un fenómeno generacional, podríamos estar ante un riesgo de debilitamiento del modelo alimentario francés”, advierte el Crédoc.

“Globalmente, los estadounidenses no tienen una alimentación menos sana que los franceses”, subraya el estudio. Es cierto que consumen más azúcar por la ingesta de gaseosas, sin embargo el plato del francés contiene más ácidos grasos saturados y colesterol, por culpa del queso, los fiambres y la bollería.

Pero no todo está perdido para el futuro de la silueta del francés. Curiosamente, el segmento que come mejor y más variado es el comprendido entre 15 y 20 años. Tal vez porque sigue sometido a la dieta del colegio y del hogar. Sin embargo, el estudio alerta que los niños franceses de entre 3 y 14 años están llevando una dieta menos variada, puesto que los productos consumidos en el lapso de tres días ha pasado de 11 a 9 entre 2007 y 2010.

Mientras tanto, el modelo alimentario francés sigue distinguiéndose del estadounidense por comidas menos frecuentes (3,9 por día contra 5,5 en EE.UU.) pero constituidos por una mayor variedad de alimentos. Los adultos consumen una media de 16,8 productos en un lapso de 2 días, mientras que en Norteamérica esta cifra baja a 13,6 para el mismo período.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.