Saltar al contenido principal
Francia/Economía

La directora del FMI comparece ante la Justicia francesa por malversación de fondos públicos

La directora del FMI, Christine Lagarde.
La directora del FMI, Christine Lagarde. Reuters / MacGregor

La sucesora de Dominique Strauss-Kahn debe explicar por qué, cuando era ministra francesa de Finanzas de Nicolas Sarkozy, confió a un tribunal arbitral privado -y no a la justicia- la solución del diferendo entre el banco Crédit Lyonnais y el empresario Bernard Tapie, que terminó cobrando 400 millones de euros de compensación.

Anuncios

Christine Lagarde se presentó este jueves con una imperturbable sonrisa ante la Corte de Justicia de la República (CJR), compuesta por magistrados y parlamentarios, única habilitada en Francia para juzgar a personalidades por hechos ocurridos durante el ejercicio de sus funciones ministeriales.

La justicia francesa indaga por qué la actual directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuando era ministra francesa de Finanzas, decidió confiar a un tribunal arbitral privado y no a la justicia la solución del diferendo entre el banco Crédit Lyonnais y el empresario Bernard Tapie por la venta de Adidas, que permitió que el sulfuroso hombre de negocios terminara cobrando 400 millones de euros de compensación.

Por lo pronto el caso afecta exclusivamente el pasado de Lagarde como ex ministra de Finanzas del gobierno de Nicolas Sarkozy, por lo que su desempeño al frente del FMI no está hoy en juego. Sin embargo, si queda inculpada por "complicidad de falsificación y malversación de fondos públicos" su posición al frente del organismo internacional podría peligrar. De momento, el ministro de Economía francés, el socialista Pierre Moscovici, indica que la directora general de FMI cuenta con la “confianza” del gobierno de François Hollande.

Antes de reemplazar a Dominique Strauss-Kahn en la jefatura del FMI, Lagarde ocupó el ministerio de Finanzas entre 2007 y 2011, período en el cual decidió recurrir a un arbitraje privado para resolver el contencioso entre Tapie y el banco por la venta de la firma de indumentaria deportiva Adidas.

El tribunal arbitral privado condenó en julio de 2008 al Consorcio de Realización (CDR), ente público que administraba el pasivo del Crédit Lyonnais tras su casi quiebra en los años 90, a pagar a Tapie 285 millones de euros de indemnización, suma que con los intereses llegó a 400 millones (520 millones de dólares).

La CJR, que consideró "impugnable" el recurso a ese arbitraje, estimó que Lagarde se implicó "personalmente" en un caso lleno de "anomalías e irregularidades".

En su defensa, Lagarde sostiene que el arbitraje permitió poner fin a un contencioso largo y costoso y que era "la mejor solución en la época".

En concreto, el fiscal le reprocha a la actual jefa del FMI el haber recurrido a un arbitraje privado cuando se trataba de fondos públicos, haber estado al tanto de la parcialidad de ciertos jueces del arbitraje, haber hecho modificar el protocolo inicial para integrar en él una noción de perjuicio moral (lo que permitió que Tapie cobrara una indemnización de 45 millones) y no haber apelado ese arbitraje, cuando varios especialistas así se lo recomendaron.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.