Saltar al contenido principal
Caso Tapie

Lagarde sale del tribunal como “testigo asistido” tras más de 24 horas de interrogatorio

Christine Lagarde, habla a los periodistas delante de la Corte de Justicia en París, 24 de mayo de 2013
Christine Lagarde, habla a los periodistas delante de la Corte de Justicia en París, 24 de mayo de 2013 Reuters/Stephane Mahe

La justicia francesa decide no imputar, de momento, a la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en el marco de una investigación por malversación de fondos públicos cuando era ministra de Economía en Francia durante la presidencia de Nicolas Sarkozy.

Anuncios

La figura jurídica de “testigo asistido” en Francia es una posición intermedia entre la de simple testigo de un delito y la de inculpado. Esto es, de momento Lagarde se libra de la inculpación pero su estatuto puede cambiar de un momento a otro como ya se vio en el pasado con los expresidentes Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy.

Así pues, el testigo asistido es concernido por una causa, una demanda o un testimonio pero no supone que haya “indicios graves” para que sea procesado aunque esa situación puede cambiar en todo momento si aparecen nuevas pruebas.

"Mis explicaciones han permitido aportar una respuesta a las dudas que habían sido señaladas respecto a las decisiones que yo tomé en la época", dijo Lagarde a la salida del interrogatorio y antes de volver a Washington para dar cuenta ante el consejo de administración del Fondo Monetario Internacional, organismo que dirige.

Con la comparecencia de Lagarde, la justicia francesa deseaba aclarar qué motivó a la entonces ministra de Finanzas de Nicolas Sarkozy, para confiar a un tribunal privado en lugar de la justicia ordinaria, la delicada misión de zanjar el diferendo entre el magnate Bernad Tapie y el Banco Crédit Lyonnais, por la venta de la empresa Adidas en 1993; que concluyó con la atribución de más de 400 millones de indemnización para Tapie.

Arbitraje privado que ha sido criticado en diversas ocasiones desde que fuera pronunciado en julio 2008, el Tribunal de Cuentas por ejemplo, se interrogaba sobre las personas designadas para formar parte de dicho tribunal.

Lagarde ha justificado su decisión argumentando que dicho arbitraje permitía cerrar definitivamente nueve causas en curso. Interrogada sobre si el tema había sido abordado con el presidente Nicolas Sarkozy, Lagarde afirmó que no había recibido ninguna instrucción.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.