Saltar al contenido principal

Thomas Piketty, el economista francés que deslumbra a los anglosajones

Thomas Piketty en Cambridge, Massachusetts.
Thomas Piketty en Cambridge, Massachusetts. Fuente: Wikipedia/Sue Gardner.

Su mamotreto plagado de estadísticas es un best-seller que se vende en Estados Unidos mejor que la saga ‘Game of Thrones’. Es recibido en la Casa Blanca, celebrado por el Nobel de Economía Paul Krugman y citado por el presidente francés: Thomas Piketty se ha con vertido en un influyente profeta con un ensayo de 1.000 páginas que advierte que la “concentración extrema de los patrimonios amenaza los valores de la meritocracia y de justicia social en las sociedades democráticas”.

Anuncios

Un mes después de su publicación en Estados Unidos, “Capital in the Twenty-First Century” (‘Le Capital au XXI siècle) de Thomas Piketty (Clichy, 1971) trepaba al número uno en ventas de Amazon en Estados Unidos, superando la saga “Game of Thrones” o “Frozen”, último blockbuster de Disney. ¿Cómo un mamotreto de 1.000 páginas, plagado de estadísticas que describen “las grandes dinámicas que manejan la acumulación y distribución del capital” desde fines del siglo 18 logró imponerse a los grandes éxitos de la industria del entretenimiento? ¿Y de la mano de un economista francés?

Según el premio Nobel y columnista de The New York Times Paul Krugman, el libro de Piketty “revoluciona nuestra manera de abordar las disparidades económicas poniendo a los ricos en el centro del debate”. “Al anunciar la llegada de un ‘capitalismo patrimonial’", esta obra “va a cambiar la manera en la que pensamos nuestra sociedad y la economía”, sostiene Krugman en la New York Review of Books.

El ensayo de Piketty compila y analiza la distribución de la riqueza en 20 países desde finales del siglo 18. Su tesis es que “la concentración extrema de los patrimonios amenaza los valores de la meritocracia y de la justicia social de las sociedades democráticas”.

“Las desigualdades siempre han sido una fuente de preocupación, pero lo nuevo en este libro es que reuní una gran cantidad de datos históricos. Hasta hace poco, había relativamente pocas pruebas”, asegura Piketty, que aboga por aumentar fuertemente los impuestos a los ricos.

Según el “inequality guru”, “a la gente le gusta [el libro] porque se trata de una presentación legible de las cuestiones que preocupan a mucha gente”. En todo caso, gusta en Washington, donde el economista francés ha sido recibido en la Casa Blanca y en el Ministerio de Finanzas. Gusta en Gran Bretaña, donde el lanzamiento del ensayo da lugar por estos días a conferencias en salas repletas. Le gusta al presidente François Hollande, que lo cita, pese a que el economista es muy crítico con el mandatario. En su momento, durante la campaña presidencial de 2007, Ségolène Royale supo tener al autor de "Le Capital au XXI Siècle" como consejero.

La prensa conservadora es menos elogiosa. En Francia, donde el lanzamiento en septiembre pasado fue más bien discreto, el libro de Piketty fue recibido con circunspección por parte de Le Figaro, que aún no le perdona su “panfleto” anterior “Por una revolución fiscal”, al tiempo que recuerda que inspira las políticas económicas del impopular presidente francés. El diario reconoce sin embargo que el libro “es una suma monumental y destacada, sobre todo en el análisis histórico y geográfico”. “Mister Piketty formula las verdaderas preguntas sobre los stocks (patrimonios)”, concede Le Figaro.

Una opinión que contrasta con la bibilia de los mercados del otro lado del Atlántico. The Wall Street Journal califica a Piketty de “visionario utopista” y lo acusa de relativizar el fracaso del modelo soviético.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.