Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Nueva esperanza para los enfermos del corazón

Audio 05:00
Monitor cardíaco.
Monitor cardíaco. cc-by-sa brykmantra (flickr)

El 5 e agosto de 2014, un paciente que sufría insuficiencia cardíaca terminal, fue trasplantado con un corazón artificial Carmat, en el hospital de Nantes, al centro oeste de Francia. Todo el proceso se realizó con mucha discreción. El hombre, de 68 años de edad, regresó a su casa el pasado mes de enero y se encuentra bien. 

Anuncios

La información fue anunciada por el profesor Alain Carpentier, quien concibió el aparato. A fines de octubre, este especialista ya había señalado que el paciente podía desplazarse por sí mismo y que hacía ejercicio en una bicicleta fija.

“Es una noticia que se inscribe dentro de los avances que se están produciendo en los últimos años en el desarrollo de medios artificiales para sustituir la función del corazón”, opina el Dr. Javier Segovia Cubero, presidente electo de la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante de la Sociedad Española de Cardiología.

“No es un campo nuevo ni reciente. Hace más de 30 años que se ha intentado utilizar diversos tipos elementos para bombear sangre al organismo. Lo que si ha cambiado es que estos procedimientos eran excepcionales, tenían altos riesgos y muchas complicaciones durante los años 80, 90. Pero a partir de la última década, es decir, de los años 2000, 2005, se han ido desarrollando progresivamente modelos que realizan mejor la función de bombeo de sangre del corazón y con menos complicaciones”, explica este científico.

“Son dispositivos que, normalmente, están alimentados a través de energía administrada por un cable que atraviesa la piel. Ese es uno de los inconvenientes mayores que tenemos hasta ahora porque los pacientes necesitan llevar encima unas baterías y a través de ese cable alimentar de energía a la bomba que se implanta cerca del corazón. Pero es posible que en los próximos anos se desarrollen tecnologías que permitan evitar que haya esa dependencia de una alimentación por cable, con lo cual se reducirá el riesgo de infecciones y se aumentara la autonomía de los pacientes”, añade el Dr. Javier Segovia Cubero.

Entrevistado: Dr. Javier Segovia Cubero, presidente electo de la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante de la Sociedad Española de Cardiología.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.