Saltar al contenido principal
Francia

Hallan 200 esqueletos bajo un supermercado en el corazón París

Los equipos del INRAP descubrieron unos 200 esqueletos debajo del supermercado.
Los equipos del INRAP descubrieron unos 200 esqueletos debajo del supermercado. © Denis Gliksman, Inrap

Un equipo de arqueólogos ha descubierto cientos de cuerpos enterrados bajo los cimientos de un supermercado en el centro de la capital francesa. En ese sitio funcionaba desde la Edad Media y hasta fines del siglo XVIII el cementerio de un hospital. Los científicos se muestran sorprendidos por la disposición de los cadáveres y tratan de establecer la causa de estos fallecimientos masivos.

Anuncios

París es un queso gruyere. Con sus catacumbas y distintas transformaciones a través de los siglos, la capital oculta un denso legado histórico. Por ello, cada vez que se pone en marcha una nueva edificación o remodelación en el centro de la ciudad, el Instituto Nacional de Investigaciones Preventivas inspecciona el sitio para preservar los eventuales rastros del pasado que aún puedan tener un interés científico.

En esta oportunidad, los arqueólogos descubrieron a principios de enero unos 200 esqueletos cuidadosamente colocados en fosas comunes situadas bajo un supermercado de la cadena Monoprix, en del barrio Réaumur-Sébastopol.

Se sabe que en el lugar donde hoy se halla la tienda existió un cementerio del Hospital de la Trinidad, fundado en el siglo XII y destruido a finales del XVIII.

"Esperábamos encontrar algunas osamentas, ya que había sido un cementerio, pero no encontrar fosas comunes", explicó Pascal Roy, director del supermercado.

Parte de la sorpresa estriba en que cuando se abandonó el cementerio, los cadáveres fueron llevados en parte a las catacumbas de París, donde hoy se encuentran.

"Al parecer, el trabajo no se hizo bien", explicó la arqueóloga Isabelle Abadie, quien dirige las primeras excavaciones de un cementerio de un hospital en París.

En total, en los 100 m2 que están siendo investigados, se hallaron ocho fosas comunes. Las primeras siete tienen entre cinco y 25 cuerpos, mientras en la octava aparecen más de 150 esqueletos colocados en varios niveles.

Abadie añadió que aún queda otra capa que debe ser explorada. Pero entretanto llama la atención, además de la cantidad de individuos en esta última fosa, la disposición de los cuerpos.

"Lo que sorprende es que los cuerpos no fueron arrojados sino que fueron depositados con cuidado, de forma ordenada. Los individuos, hombres, mujeres y niños están con los pies al lado de la cabeza de los otros para ganar espacio", señaló la arqueóloga.

"Esto hace pensar que hubo muchas muertes de una vez. Ahora hay que encontrar la causa de esta 'crisis de mortalidad': ¿epidemia? ¿fiebre? ¿hambre? París sufrió varias epidemias de peste en los siglos XIV, XV y XVI. La capital también sufrió una epidemia de viruela en el siglo XVII”, apuntó.

No hay señales aparentes que pongan en evidencia la causa de estas muertes masivas. Ahora, los cuerpos serán sometidos a estudios de ADN -para establecer la relación entre los fallecidos- y de Carbono 14 -para fechar las fosas comunes en las que, en algunos casos, surgieron pedazos de cerámica del Medioevo y períodos más recientes.

Estas pesquisas en el sitio del hallazgo deben culminar antes del 20 de marzo, fecha límite para que el supermercado vuelva a retomar las obras.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.