Saltar al contenido principal

La empresa de EEUU cede a la presión y suspende su aplicación UberPop en Francia

En septiembre, la Corte Constitucional francesa debe pronunciarse sobre el servicio de transporte por conductores particulares, UberPop.
En septiembre, la Corte Constitucional francesa debe pronunciarse sobre el servicio de transporte por conductores particulares, UberPop. REUTERS/Kai Pfaffenbach/Files

Tras las violentas protestas de los taxistas, la detención de dos de sus directivos y la presión del mismísimo presidente Hollande, la compañía estadounidense Uber suspendió temporalmente en Francia su controvertida aplicación UberPop. Un servicio de transporte, propuesto en los smartphones, que permitía a cualquier persona con un auto transportar a uno o varios clientes.

Anuncios

Si esta noche, usted se queda media hora en las aceras de París sin encontrar un taxi, ya no podrá teclear en su smartphone y pedirle a unos de los chóferes de la aplicación UberPop que venga a buscarlo para volver a casa.

Después de las violentas manifestaciones de los taxistas tradicionales y ante la presión del gobierno socialista, la empresa estadounidense Uber anunció la suspensión en Francia de su controvertido servicio de transporte UberPop.

Estamos "a la espera de la decisión que el Consejo Constitucional que debe pronunciarse sobre este servicio de aquí a finales de septiembre", precisó la compañía en un comunicado sin hacer referencia al hecho de que dos de sus directivos en Francia enfrentan cargos judiciales en París. Serán juzgados en septiembre por prácticas comerciales desleales, complicidad en el ejercicio ilegal de la profesión de taxista y tratamiento ilegal de datos informáticos.

UberPop, declarado ilegal por las autoridades francesas, es la versión más barata del servicio de transporte que propone la compañía nacida en San Francisco. Los conductores son simples particulares que se inscribieron en la aplicación telefónica y utilizan su vehículo privado para transportar pasajeros. El servicio no cuenta con ningún tipo de licencia o registro oficial, no paga cotizaciones sociales ni impuestos. Los conductores no están formados como los taxistas tradicionales ni han hecho la formación de 250 horas necesaria para obtener la certificación como chofer de VTC (Vehículo de Transporte con Chofer).

¿Competencia desleal?

Y ahí está la diferencia con la otra aplicación propuesta por la empresa estadounidense, aplicación llamada Uber. Desde el 2014, dicho servicio esta autorizado y regulado en Francia: se puede reservar un VTC de la misma forma que un taxi pero el VTC no puede ir en busca de pasajeros en las calles y tiene que volver al garaje entre cada carrera. Además de tener una formación certificada, los conductores deben estar inscritos en un registro administrativo y contar con un seguro profesional.

A finales de junio, cerca de 3000 taxis protestaron y bloquearon puntos claves de la capital y de otras ciudades francesas para denunciar lo que consideran una "competencia desleal". Reclaman la prohibición de UberPop como de Uber. Manifestaciones en que algunos puntos derivaron en violencia contra los chóferes de VTC.

La decisión de este viernes es “la demostración de que la firmeza del gobierno fue eficiente”, reaccionó el primer ministro francés Manuel Valls que también invitó a los taxistas tradicionales a “reformarse y participar en el atractivo del país”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.