Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Chartres y su ‘catedral de luz’

Audio 05:42
Catedrale de Chartres se erige en el pico rocoso más alto de la ciudad.
Catedrale de Chartres se erige en el pico rocoso más alto de la ciudad. © Office de Tourisme de Chartres - G. Osorio.jpg

La catedral de Chartres es una de las joyas patrimoniales de Francia. En el marco de las próximas Jornadas europeas del Patrimonio, a realizarse los próximos 19 y 20 de septiembre, RFI hizo una visita comentada por esta obra maestra del siglo XII, considerada por muchos el máximo exponente de la arquitectura gótica en el mundo. Escuche aquí el primer capítulo de esta serie.

Anuncios

La Catedral de Nuestra Señora de Chartres es el principal atractivo de esta ciudad ubicada a 90 km al suroeste de París. Este imponente edificio construido en los siglos XII y XIII concentra mas de 800 años de historia y de arquitectura, así como 4.000 figuras esculpidas y 2.600 metros cuadrados de vitrales antiguos, lo que le ha valido ser llamada "la catedral de luz".

Bajo relieve del exterior de la Catedral de Chartres.
Bajo relieve del exterior de la Catedral de Chartres.

El edificio, que está inscrito en la lista del patrimonio mundial de la Unesco, se encuentra en un pico rocoso, el más alto de la ciudad, lo que la hace visible incluso a 20 km de distancia.

La primera catedral se construyó en el siglo XIX. El rey Carlos el Calvo, quien era nieto de Carlomagno, ofreció a este templo una reliquia muy importante : una túnica que se cree era el vestido de la virgen María cuando dio a luz. Este objeto ha sido venerado desde entonces por millones de peregrinos de todo el mundo.

« En aquella época, el santuario de Lourdes no existía. Así que Chartres se convirtió en el primer lugar de peregrinación para la virgen en Francia. Desde el siglo XIX, entonces, se venera esta reliquia a la que se le conoce como el Santo Manto de la Vírgen María », explicó a RFI Esther Gibut quien es guía en español en Chartres y habitante de la ciudad.

Nuestra señora de Chartres es una de las catedrales mejor conservadas de Francia, a pesar de la destrucción durante la Revolución francesa y las dos guerras mundiales. Los más devotos creen que la catedral goza del amparo divino, aunque los mismos habitantes de la ciudad se han encargado siempre de protegerla, sobre todo, sus magníficos vitrales.

« En 1914, cuando comenzaron a caer las bombas del primer conflicto mundial destruyendo ciudades y catedrales, los habitantes de Chartres tomaron la precaución de desmontar todos los vitrales y colocarlos en la cripta para protegerlos. La catedral estuvo así durante casi 20 años. Pasado ese tiempo volvieron a colocar los vitrales, pero en 1944 vino la Segunda Guerra Mundial. Una vez más, tuvieron que quitar todo. En 1950, cuando pudieron costear la reinstalación de los vitrales, es lo que hicieron », aseguró Gibut quien atiende cada año a miles de turistas y peregrinos.

Protección divina o de los devotos, lo cierto es que hoy los 172 vitrales de Nuestra Señora de Chartres constituyen el conjunto de vitrales más importantes de Europa.

No obstante, el paso del tiempo y la contaminación ambiental han hecho estragos en esta catedral que hoy se somete a una vasta campaña de restauración y limpieza.

Uno de los rosetones de la Catedral de Chartres.
Uno de los rosetones de la Catedral de Chartres.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.