Saltar al contenido principal
Francia hoy

COP21: Francia, los coches y la contaminación del aire

Audio 09:45
Tráfico en la avenida de los Campos Elíseos.
Tráfico en la avenida de los Campos Elíseos. Hugo Passarello Luna www.hugopassarello.com

A partir del próximo 30 de noviembre, París acoge la Conferencia Mundial sobre el Clima, conocida como COP21. La contaminación del aire es uno de los principales temas de este evento muy esperado. ¿Cuál es la situación en Francia? ¿Qué medidas se han tomado?

Anuncios

En pleno barrio de Belleville, cuando es día de feria y que los vendedores instalan sus puestos de comidas y de productos, se complica el tráfico. Los caños de escape de los vehículos y motos lanzan incesantemente gases que sabemos son nocivos, en particular para los peatones.

Lucile, una estudiante, cuenta: "Cuando hay mucha contaminación del aire lo siento, y huele mal. Al mismo tiempo, en una ciudad grande no veo como podríamos evitarlo. Siempre habrá contaminación. Pero también depende de los constructores de automóviles asegurarse de que sus motores contaminen menos y que no hagan trampas".

A partir del próximo 30 de noviembre y por 12 días, Francia será el país anfitrión de la Conferencia Mundial sobre el Clima, conocida como COP21. Hay grandes expectativas para que esta cumbre encuentre soluciones a los graves problemas que afectan al planeta, entre ellos la contaminación del aire, como la que produce el tráfico de vehículos.

¿Cuál es la situación en Francia? Las cifras dadas por un estudio hecho por una comisión de investigación del Senado francés, y publicado en julio de 2015, son escalofriantes. La contaminación del aire le cuesta al país galo 100.000 millones de euros por año, o sea entre 1.100 y 1.600 euros por habitante.

Los médicos franceses otorgan anualmente 650.000 permisos para no ir a trabajar por cuestiones de salud relacionadas con la contaminación del aire, es decir 650.000 jornadas de trabajo perdidas. La Organización Mundial de la Salud calcula que las partículas finas presentes en los gases que expelen los vehículos diésel producen en Francia 42.000 muertes prematuras. El costo de estos fallecimientos: 48.000 millones de euros. Estas mismas partículas aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades como asma, o varios tipos de cáncer. Según investigadores franceses, el tratamiento de estas dolencias le cuesta al Estado entre 1.000 y 2.000 millones de euros por año.

La factura no es exclusiva a la salud, también afecta el mantenimiento de edificios en una ciudad cuyas fachadas se ennegrecen con la contaminación. Para lavar el frente del famoso Panteón, dónde Francia guarda los restos de sus ciudadanos más ilustres, como Victor Hugo o Marie Curie, se gastaron 900.000 euros, diez veces más que el presupuesto inicial.

En la calle Vaugirard, André atiende su kiosco de periódicos desde hace 17 años. Para él, coches y autobuses son responsables de la alta tasa de contaminación del aire en la capital: "Hay dos líneas de autobús frente a mi kiosco que pasan regularmente y que me producen fatiga, auditiva y psicológica", explica.

Como André son varios los parisinos que se quejan tanto de la contaminación como del ruido. Por eso la municipalidad organizó el pasado domingo 27 de septiembre la primera jornada sin vehículos en varios puntos de la ciudad.

Vivir en París y respirar mejor es una lucha de todos los días para Nadir Saifi, el vicepresidente de la ONG Ecología Sin Fronteras. Luego del escándalo de Volkswagen, su organización, fundada hace 20 años, presentó una demanda ante la Justicia francesa contra la empresa.
 

 

Los vehículos diésel Volkswagen lanzan a la atmósfera una cantidad de gases contaminantes varias veces mayor que la tolerada por la ley. Entre esos gases está el óxido de nitrógeno que está asociado a enfermedades respiratorias. El origen de este gas en nuestras ciudades son principalmente los coches, según nos contó Nadir Saifi.

Más allá de las críticas, el primer ministro Manuel Valls declaró después del escándalo que "no es serio contemplar la prohibición del diésel". De acuerdo a Nadir Saifi, es el fuerte lobby de las empresas constructoras de automóviles y una política del Estado lo que no permite la introducción de vehículos menos contaminantes.

Tráfico nocturno en París.
Tráfico nocturno en París. Hugo Passarello Luna www.hugopassarello.com

La ministra de Ecología francesa Ségolène Royal anunció que están considerando un aumento del impuesto al diésel con el objetivo de abandonar los beneficios que el Estado le otorga al combustible de acá a cinco años. Mientras que se espera la aparición en las calles de vehículos menos contaminantes, la ministra anunció que podría hacer uso de manera más seguida de la circulación alternada, de acuerdo al número de la patente. En la región parisina, esta acción fue utilizada sólo tres veces en casi 20 años.

Con el tiempo, la circulación alternada sería remplazada por "zonas de circulación restringidas". Es decir que en algunas grandes ciudades, el acceso sería limitado o prohibido a los vehículos que más contaminan. Las autoridades buscan seguir incentivando el uso de las bicicletas, en especial para ir al lugar del trabajo. Las empresas indemnizan a los empleados que pedalean para llegar a las oficinas en razón de 25 céntimos de euro por kilómetro recorrido.

 

Sistema de bicicletas públicas parisinas Vélib'.
Sistema de bicicletas públicas parisinas Vélib'. Hugo Passarello Luna www.hugopassarello.com

Los efectos de todas estas medidas, si funcionan, se sentirán más adelante en el tiempo. Muy tarde para recibir a los delegados de la COP21 en noviembre y mostrar que Francia es un buen alumno en lo que se refiere a cuidar el medio ambiente.

Entrevistado: Nadir Saifi, vicepresidente de la ONG Ecología Sin Fronteras.

 

Fotos por Hugo Passarello Luna www.hugopassarello.com

Para mantenerse informados pueden seguirnos en nuestra página Facebook y en Twitter.

Pueden hacernos llegar sus opiniones sobre la nota a través de nuestro formulario de contacto.

Para comunicarse con el periodista envíe un email a hugo.passarello [@] rfi.fr o sígalo en Twitter

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.