Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

"Hablar de una guerra en Siria es retórico, vende bien, pero no es lo más riguroso"

Audio 06:09
Entre 19:50 y 20:25, el domingo 15, 20 bombas fueron lanzadas por 10 aviones de casa franceses sobre la ciudad de Raqa
Entre 19:50 y 20:25, el domingo 15, 20 bombas fueron lanzadas por 10 aviones de casa franceses sobre la ciudad de Raqa REUTERS/ECPAD-French Defence Ministry/Handout via Reuters

El gobierno francés realizó un ataque el domingo 15 sobre Raqa, en el norte de Siria. Diez aviones lanzaron 20 bombas sobre blancos del autodenominado Estado Islámico (EI), en respuesta a los atentados terroristas del pasado viernes en la capital francesa. "Estamos en guerra" repite el gobierno y la mayoría de la clase política francesa. El analisis de un especialista.

Anuncios

¿Estos bombardeos contra el grupo Estado Islámico en Siria son la respuesta adecuada frente a este tipo de ataque  terrorista? Mariano Aguirre, Director del Centro Noruego para la Construcción de la Paz, en Oslo, respondió a las preguntas de Radio Francia Internacional.

Mariano Aguirre.- No, yo creo que inicialmente no es la respuesta adecuada. No quiero decir que un cierto uso de la fuerza como respuesta no sea necesaria, pero creo que Francia corre el riesgo de hacer el juego precisamente al Estado Islámico al bombardear Raqa y probablemente causar víctimas civiles. Es una forma de confirmar el discurso, la narrativa del Estado Islámico de que Francia está lanzando una nueva cruzada y de que es necesario luchar contra estos cruzados de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, etc. Entiendo que tiene que haber una respuesta en el terreno de los servicios de inteligencia, desmantelar las redes, además de otras actividades de largo plazo con trabajo con las comunidades musulmanas, con trabajo respecto del islam, trabajo con los inmigrantes. Hay, yo diría, como un plan amplísimo de trabajo que hay que hacer. Creo que esto es más una medida en cierta forma electoralista del gobierno francés y un reflejo parecido, de alguna manera, al que tuvo el presidente George Bush después del 11 de septiembre, pero no necesariamente son las respuestas más efectivas

RFI.- Al mismo tiempo que hubo esta ofensiva, estos bombardeos, el presidente François Hollande, su gobierno, el Primer Ministro han estado hablando de que Francia está en guerra. ¿Es correcto utilizar esta terminología ?

Mariano Aguirre.- Es dudosa. Quiero decir por un lado es comprensible una vez que está alcanzando el número de víctimas que están alcanzando los ataques del Estado Islámico en diferentes sitios y todos están confirmados --van desde Tunez haste el avión ruso recientemente derrivado sobre el Sinaí--, y éste ataque ahora. Por otro lado, plantearse que es una guerra, debo hacer un paralelismo, como antes  se hizo después del 11 de septiembre del 2001, la guerra contra el terror, es meter en un mismo saco demasiadas cosas. Yo creo que éste ha sido un gravísimo ataque terrorista de un grupo que, si se acepta decir que se está en guerra es precisamente lo que el Estado Islámico está buscando que se diga, creo que sería mejor una perspectiva como más precisa. Es un grupo terrorista, es un grupo que quiere crear un estado basado en la fuerza del terror, en la coacción, en la toma de territorios por la fuerza, en cambiar fronteras. Pero sigue siendo un grupo terrorista y contra ese grupo terrorista se está luchando, contra sus ramificaciones. Hablar de una guerra creo que es retórico, retóricamente es fuerte, vende bien ; aparte de la opinión pública, aparte del peridoismo, pero no necesariamente creo que sea el concepto más riguroso.

RFI.- Puede considerarse como una retórica pero al final de cuentas estaría usted de acuerdo que hay un enorme conflicto religioso entre chiitas y sunitas; hay una guerra entre estos dos grandes grupos que se autoproclaman como la herencia de los musulmanes

Mariano Aguirre.- Yo creo que hay un choque que viene de siglos entre sunistas y chiitas, sin embargo una vez más nos vemos obligados a matizar, quiero decir hay muchísima población chiita y sunita que no está en guerra unos con otros, que están dispuestos a convivir. Hay líderes que están dispuestos a llevar a sus poblaciones a tratar de empujarlas a una confrontación violenta, constante, que va más allá de un país, una región. Están a su vez alentados, en el caso de Siria, por potencias regionales y eso es un cambio muy grande frente a guerras poscoloniales en el pasado. Lo que tenemos aquí son actores locales.

RFI.- La acción del gobierno francés atacando a Daesh parece que diera razón a Rusia que ha venido insistiendo que habría que aliarse de alguna manera con el gobierno sirio para combatir al autodenominado Estado Islámico. ¿hay un giro en este terreno de la parte del gobierno francés en este terreno ?

Mariano Aguirre.- El argumento de Moscú durante estos últimos años ha sido de apoyar al presidente Bachar Al Asad como un elemento de estabilidad frente a la radicalización y la multiplicidad de grupos radicales islamistas y jihadistas, especialmente en Siria y también en Irak. De allí a aceptar completamente el argumento hay una distancia en la medida que Rusia a su vez ha estado apoyando a un gobierno tremendamente represivo, que cuanto más represión ha ejercido el gobierno sirio más johadismo podríamos decir ha surgido. En el caso del gobierno francés yo no creo que sus acciones por el momento vayan orientadas a lo que al gobierno ruso le gustaría, que sería crear esa especie de gran coalición en contra del Estado Islámico. Lo que si es cierto es que hay una serie de conexiones en el nivel militar y de inteligencia entre Rusia, Estados Unidos y posiblemente europeos, coordinando algunos d elos ataques dentro de Siria
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.