Saltar al contenido principal
Francia / Atentados

Riesgos de atentados químicos y bacteriológicos

El primer ministro Manuel Valls espera el debate sobre la ley del estado de excepción en la Asamblea Nacional, París, 19 de noviembre de 2015.
El primer ministro Manuel Valls espera el debate sobre la ley del estado de excepción en la Asamblea Nacional, París, 19 de noviembre de 2015. REUTERS/Charles Platiau

El primer ministro Manuel Valls pronunció un discurso en la Asamblea Nacional en el que expuso la necesidad de prolongar el estado de excepción. Advirtió que existe en Francia un serio peligro de ataques con «armas químicas o bacteriológicas». Los diputados aprobaron el primer artículo del proyecto de ley que establece la prolongación del estado de excepción.

Anuncios

La vigencia de la ley es a partir del 26 de noviembre y se prolonga hasta finales de febrero.

Valls subrayó en su intervención en defensa de la propuesta que en el contexto actual no se podía descartar ninguna posibilidad: «Este proyecto de ley es la respuesta de una Francia fuerte, que no se doblega y que no se doblegará nunca. Es la respuesta rápida de una democracia a la barbarie. Es la respuesta eficaz del derecho en un país libre, una democracia, frente a una ideología del caos ».

Para Valls en esta guerra «lo que es nuevo es el modelo operatorio: las maneras de golpear, de matar evolucionan constantemente». Y añadió que «la imaginación macabra de quienes dan las órdenes no tiene límites: fusiles de asalto, decapitación, bombas humanas, armas blancas, o todo a la vez, perpetrado por individuos o comandos, especialmente organizados».

«¡Estamos en guerra !», previno el primer ministro. Agregó que sin embargo no es un conflicto tradicional: es «una guerra nueva, exterior e interior, en la que el terror es el objetivo y el arma fundamental ».

El diputado socialista de Val d’Oise, Philippe Doucet, estimó positivo que «el primer ministro recurriera a la transparencia» sobre este tema de los ataques químicos porque, según él, «hay ciertas informaciones que llegan desde Siria que muestran que es posible».

El diputado Eric Ciotti, del partido conservador Los Republicanos, de oposición, consideró que el primer ministro había «sin duda pronunciado esas palabras sobre la base de elementos precisos. Estimó que la transparencia es positiva en este caso, pero que «hay que dotarse de todas las armas jurídicas, militares, materiales y humanas para contrarrestar esta amenaza».

Por otra parte, el gobierno autorizó de urgencia este fin de semana a la farmacia del ejército a distribuir un antídoto para armas bacteriológicas a servicios de emergencia civiles en el país. Es un producto que neutraliza los neurotóxicos, puesto a la disposición de los servicios médicos, sobre todo en el cuadro de la cumbre del clima, COP21, a la que asistirán decenas de jefes de estado.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.