Saltar al contenido principal

Diputados franceses aprueban retiro de nacionalidad

El primer ministro francés Manuel Valls en la Asamblea Nacional, el 5 de febrero de 2016.
El primer ministro francés Manuel Valls en la Asamblea Nacional, el 5 de febrero de 2016. REUTERS/Charles Platiau

Los diputados franceses aprobaron este marte por la noche un controvertido artículo que inscribe en la Constitución el retiro de la nacionalidad francesa a los autores de crímenes terroristas. A pesar del voto, esta iniciativa divide profundamente a la clase política.

Anuncios

El poder legislativo francés está en plena efervescencia. Por un lado, el Senado, controlado por la oposición de derecha, terminó de aprobar la extension, por tres meses más, del estado de escepción. Estado decretado la noche misma de los atentados de París del 13 de noviembre y que permite entre otras medidas, los arrestros extrajudiciales.

Pero mucho más problematica es la adopción de la enmienda constitucional para retirarle la nacionalidad francesa a los condenados por terrorismo. Pocos minutos tras el voto de los diputados en favor de la medida, el primer ministro Manuel Valls - que defendió esta propuesta a capa y espada - parecía celebrar. "El artículo dos acaba de ser adoptado después de un muy largo debate que fue completamente legítimo. Muchos de ustedes pronosticaban que este texto no sería adoptado en su forma integral y original. Pero lo fue", declaró.

Pero en realidad, era una celebración de fachada ya que Valls se aleja cada vez más de la meta. Para empezar, este proyecto de ley constitucional fue adoptado por una pequeña mayoría de 162 votos contra 148. Y muchos diputados oficialistas que no son conocidos por su rebeldía votaron en cotra de la polémica medida.

El primer ministro socialista dice esperar con confianza el voto solemne de la Asamblea nacional este miércoles, que confirmaría el proceso de la noche. Pero, la confianza no reina. La revisión constitucional necesita que el Senado y de la Camara de diputados voten exactamente el mismo texto. En el Senado, la iniciativa del gobierno no tiene el apoyo necesario.

Varios observadores comentan que esta polémica medida terminará finalmente en algún cajón. Pero el gobierno de François Hollande abrá perdido muchas plumas. Con esta reforma constitucional el jefe de estado quería unir más allá de su campo. Pero ha obtenido el resultado contrario.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.