Saltar al contenido principal
Francia

Hollande podría arrastrar en su caída al Partido Socialista

El presidente francés François Hollande.
El presidente francés François Hollande. REUTERS/Bertrand Guay/Pool

El primer ministro francés Manuel Valls ha dicho este domingo que no descarta presentar su candidatura presidencial contra Hollande. Este hecho inédito agudiza la crisis de la izquierda francesa y podría desatar una grave crisis política e institucional.

Anuncios

Es muy posible que Hollande busque la reelección a pesar de que es el presidente más impopular que ha tenido Francia en más de medio siglo y varios pesos pesados socialistas no lo apoyan porque están seguros de su derrota. Es más probable la desintegración del Partido Socialista (PS) que la reelección de Hollande.

Claude Bartolone, presidente de la Asamblea Nacional y uno de los grandes caciques socialistas, hizo este fin de semana un llamado para que en las primarias del Partido Socialista (PS) de enero próximo participen el presidente Hollande y el primer ministro Manuel Valls.

Es sin precedentes en este país que el cuarto personaje del Estado haga un llamado público para que tenga lugar un enfrentamiento entre el presidente y el primer ministro durante una campaña electoral.

Esta declaración es interpretada como un nuevo intento de un peso pesado socialista para impedir la candidatura de Hollande, que muchos consideran condenada al fracaso.

Hollande y Valls no han expresado aún sus intenciones para las presidenciales de mayo. El mandatario tiene que tomar su decisión antes del 15 de diciembre. Desde hace meses, ha dado señales de que sí lo hará. Desde hace una semana, su anuncio parece inminente.

Valls, por su lado, también ha dado a entender que podría lanzar su candidatura. Este domingo volvió a sugerirlo abiertamente en una entrevista al semanario JDD.

También es sin precedentes en Francia que un primer ministro (en funciones) no descarte la posibilidad de lanzarse como candidato contra el presidente (en funciones). 

"Este desafío de Valls a Hollande abre una crisis política e institucional grave", estima el editorialista Guillaume Tabard del conservador Le Figaro. 

Según una encuesta divulgada el viernes, el primer ministro de Hollande, Manuel Valls, goza de mayor popularidad que el actual presidente.

Hollande, pésimas encuestas

Las encuestan señalan que la ultraderechista Marine Le Pen encabezaría la primera vuelta de las presidenciales del 23 de abril con alrededor del 30% de los votos, pero saldría derrotada en la segunda vuelta del 7 de mayo frente al candidato de la derecha.

Todas las encuestas indican que Hollande sería eliminado en la primera vuelta. En seis décadas Francia nunca había tenido un presidente tan impopular como él. La reciente publicación de un libro de confidencias de 600 páginas minó todavía más su credibilidad ante la opinión.

Lo que el primer mandatario afirma en ese libro sobre Bartolone es, de hecho, lo que explica en buena medida la declaración explosiva del presidente de la Asamblea Nacional. Hollande confió a los dos periodistas que lo entrevistaron que Bartolone “no tenía el talante para ser primer ministro” y que “carecía de carisma”.

¿Desaparición del PS?

Algunos no solo temen una derrota de Hollande en las presidenciales, sino la desaparición de esa formación política en razón de las divisiones internas. 

El diputado PS Christian Paul afirma que hay que "construir un nuevo partido, un partido de un nuevo tipo, sobre las ruinas del Partido Socialista”. Paul es uno de los diputados socialistas “frondeurs” (rebeldes) que han hecho una fuerte crítica a la gestión de Hollande y lanzaron una moción de censura que no prosperó.

Este diputado socialista no es el único que ha advertido sobre la desaparición del PS. Unos meses antes de fallecer, el exprimer ministro Michel Rocard, uno de los políticos más respetados de la izquierda francesa, afirmaba que “existe el riesgo de que el PS desaparezca".

El patrón del PS, Jean-Christophe Cambadélis, dijo evocando a los “diputados rebeldes” como Christian Paul que “teniendo en cuenta que no existe una izquierda de reemplazo, hacer explotar al PS conducirá a hacer desaparecer a la totalidad de la izquierda”.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.