Saltar al contenido principal
Francia

‘La opinión pública no quiere más oír hablar del presidente’

El presidente francés François Hollande tras su alocución el 1 de diciembre de 2016.
El presidente francés François Hollande tras su alocución el 1 de diciembre de 2016. REUTERS/Lionel Bonaventure/Pool

El periodista político del semanario francés L’Express Marcelo Wesfreid explica las claves de la decisión de François Hollande de renunciar a buscar un nuevo mandato y los desafíos de su primer ministro, Manuel Valls, para ser ahora el candidato de los socialistas.

Anuncios

¿Cómo explica la decisión de François Hollande renunciar a buscar su reelección?

Se interpreta como la dificultad que él tuvo durante todos estos años con la opinión pública francesa. Él, como todos los presidentes, tenía ganas de volver a ser candidato, pero tiene un nivel de impopularidad muy alto y mucha división en la izquierda. Otro elemento a tener en cuenta, la derecha acaba de hacer una elección interna para elegir quién iba a ser su candidato: el ex primer ministro François Fillon, y hubo casi 4 millones de personas que participaron en ese voto, lo que muestra que había una dinámica detrás de ese candidato. Para François Hollande era muy complicado ser candidato frente a François Fillon.

¿Cómo cambia ahora el panorama de cara a la campaña electoral presidencial de 2017?

Ahora la pregunta es si el primer ministro, Manuel Valls, va a ser candidato, lo que es probable. Después surge otra pregunta: ¿Cuál es su capacidad para reunir a toda la familia socialista, a la izquierda? Porque la izquierda está muy dividida en Francia. El primer ministro es alguien que por su carácter, pero también por las opciones políticas que defiende, no tiene a todo el Partido Socialista detrás de él. Hay un sector que no quiere que él sea candidato. Lo más importante ahora es ver si Manuel Valls va a lograr convencer a todo el Partido Socialista que él es el mejor candidato.

¿En qué falló François Hollande como presidente?

Tuvo muchos fracasos. Un fracaso económico: hay mucho desempleo, unas 500.000 personas que no tienen trabajo. Subió la tasa de desempleo de manera importante, a pesar de que en los últimos meses hubo una mejoría. También hubo un problema de comunicación. Él nunca supo explicar exactamente cuál era la dirección en la que él quería ir para el país y hubo otros problemas más vinculados a su actitud como presidente. Me refiero a sus problemas con las mujeres, de los libros donde él dijo cosas que no se suelen escuchar de la boca de un presidente. Y todo eso hizo que la impopularidad del presidente fuese muy grande y quedara muy poco tiempo para tratar de recuperar una opinión pública que, en todas las encuestas, dice que no quiere más oír hablar del presidente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.