Saltar al contenido principal
FRANCIA

Fillon reconoce que "fue un error" emplear a su mujer pero niega ilegalidad

Francois Fillon
Francois Fillon REUTERS/Pascal Rossignol

Fillon ha reconocido "un error" emplear a su mujer pero ha negado que se tratara de un trabajo ficticio o ilegal. El candidato conservador reafirma su candidatura a las presidenciales 

Anuncios

François Fillon ha reconocido "un error" emplear a su mujer pero ha negado que se tratara de un trabajo ficticio o ilegal. El candidato conservador al Elíseo, después de dos semanas de revelaciones sobre el escándalo que afecta a los presuntos contratos ficticios que afectan a su familia, ha convocado a los medios a primera hora de la tarde en París. Según Fillon se trataba de una suma de dinero justificada por los trabajos realizados como "colaboradora" por su mujer. El hecho de carecer de acreditación para entrar a la Asamblea o de cuenta de correo electrónico institucional es algo "corriente" entre muchos colaboradores y asistentes parlamentarios según ha justificado el propio Fillon. 

El líder conservador ha afirmado que emplear a familiares era una práctica "que hoy ya no aceptan los franceses" y por ello ha pedido perdón, pero negando en todo momento cualquier indicio de ilegalidad.  "Al trabajar con mi esposa y mis hijos, privilegié esta colaboración de confianza que hoy suscita desconfianza. Fue un error, lo lamento profundamente", declaró Fillon.

Fillon ha reivindicado su candidatura al Elíseo y ha añadido que el ensañamiento que se ha realizado contra él le produce "un enfado frío que le dará aún más fuerza para concurrir" a la carrera presidencial. Intento pasar página, el todavía candidato se reafirma en el puesto: "ahora comienza una nueva campaña". 

 

Caso Fillon 

El candidato conservador perdió el título de favorito para conquistar el Elíseo después de que la prensa revelara a finales de enero que su esposa, Penelope Fillon, ganó cerca de 900.000 euros como su asistente parlamentaria y posteriormente de su reemplazante.

Aunque en Francia no es ilegal que los parlamentarios contraten a miembros de su familia, la justicia está investigando si su mujer, que siempre se presentó como ama de casa, trabajó efectivamente o si se trató de un cargo ficticio. En una entrevista de 2007 Penelope Fillon afirmó que nunca trabajó como asistente de su esposo.

Además de su mujer, Fillon contrató durante el tiempo en que fue senador a dos de sus hijos como asistentes parlamentarios. Un trabajo por el que habrían percibido un total de 84.000 euros.

Fillon, un católico devoto de 62 años que ganó la nominación del partido de derecha Los Republicanos (LR) en noviembre con un drástico programa de recortes, niega las acusaciones y denuncia un "golpe de Estado institucional" de la izquierda contra su candidatura. La fiscalía financiera de París abrió una investigación preliminar por desvío de fondos públicos.

Pero los problemas para el candidato conservador parecen no haber terminado. El diario Le Monde reveló este lunes que la policía investiga además las circunstancias en las que un empresario que presuntamente empleaba en una revista a Penelope Fillon recibió la más alta distinción francesa, que se concede por méritos extraordinarios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.