Saltar al contenido principal
Francia

Tres noches de disturbios tras la violenta detención de un joven

Manifestación en la Cité des 3000 en Aulnay-sous-Bois, el 6 de febrero de 2017, para denunciar la violenta detención de Théo.
Manifestación en la Cité des 3000 en Aulnay-sous-Bois, el 6 de febrero de 2017, para denunciar la violenta detención de Théo. FRANCOIS GUILLOT / AFP

La localidad de Aulnay-sous-Bois, al norte de París, es teatro de disturbios luego de que cuatro policías fueran inculpados por hechos de violencia y violación de un hombre de 22 años. Decenas de detenidos y vehículos incendiados.

Anuncios

Veinticuatro personas resultaron detenidas en la madrugada del martes a raíz de enfrentamientos, por tercera noche consecutiva, entre policías y habitantes de la localidad de Aulnay-sous-Bois, en los suburbios de la capital francesa. Una decena de vehículos fueron incendiados, así como contenedores de basura.

Los disturbios comenzaron en el complejo habitacional Cité des 3.000, donde Théo, un joven de 22 años, resultó gravemente herido de gravedad tras presuntamente haber sido sodomizado con una porra. El muchacho permanece hospitalizado y le han prescrito 60 días de incapacidad total de trabajo.

Los cuatro policías han sido suspendidos. Uno de ellos fue inculpado por violación, mientras que tres de sus colegas deberán responder por hechos de violencia.

La fiscalía indicó que los agentes quisieron controlar la identidad de un grupo de una docena de personas, sospechosas de "vigilar puntos de venta de drogas" en este suburbio popular francés.

Durante el operativo "lograron detener a un hombre de 22 años". Como el joven se resistía al arresto, los agentes utilizaron gas lacrimógeno y "uno de ellos usó una porra extensible", agregó, sin dar más detalles.

El joven, que sufrió heridas graves a nivel del ano, tuvo que ser operado. También sufrió lesiones en la cabeza y rostro. En un testimonio publicado en Facebook, Théo asegura que fue violado deliberadamente con un bastón policial, además de recibir insultos racistas y escupitajos. Una vez en la comisaría, al comprobar que no dejaba de sangrar ni podía sentarse, las fuerzas del orden decidieron llevarlo al hospital.

El asunto desencadenó disturbios en Aulnay-sous-Bois desde el sábado por la noche, con coches y paradas de autobuses destrozados.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.