Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Presidenciales en Francia: Fillon se aferra a su candidatura

Audio 06:43
El ex primer ministro de Sarkozy y candidato de la derecha a las presidenciales de abril, François Fillon, en mitin este 15 de febrero de 2017.
El ex primer ministro de Sarkozy y candidato de la derecha a las presidenciales de abril, François Fillon, en mitin este 15 de febrero de 2017. REUTERS/Benoit Tessier

Acorralado por la prensa y con la Justicia pisándole los talones por los presuntos empleos ficticios de su mujer y de dos de sus hijos, el candidato presidencial de la derecha, François Fillon, endureció su discurso sobre seguridad para intentar superar la crisis que ha sembrado dudas incluso en su propio campo.

Anuncios

"¡Nos quieren hacer callar pero firmo y sello, estoy orgulloso de ser francés!", lanzó François Fillon a varios miles de sus simpatizantes este miércoles en un mitin al norte de París. El derechista se aferra a su candidatura pero su equipo tiene que apagar los incendios uno después del otro. Presionado por la prensa y con la Justicia investigándole por los presuntos empleos ficticios de su esposa y de dos de sus hijos, el ex favorito de la carrera presidencial francesa dio esta semana un giro hacia la derecha.

Tras la rebelión abortada de una veintena de parlamentarios de su partido, algunos sarkozistas, que denuncian la incapacidad de hacer campaña en este contexto y reclaman un "Plan B", Fillon almorzó con Nicolas Sarkozy. Y en su mitin este miércoles, en una comuna rural al norte de París, adoptó claramente el tono duro del ex presidente: "Cuando hay un riesgo de guerrilla urbana, hay que llamar las cosas por su nombre. Alguien que provoca destrozos no es un adolescente frustrado. Un delincuente no es un menor que anda perdido en su vida, es un delincuente. Un vendedor de drogas no es un capo, es un traficante. ¡Los excitados encapuchados que apedrean a los bomberos no son jóvenes rebeldes, son delincuentes!"

Tras evocar rápidamente al joven Théo, presuntamente violado y agredido por policías, cuyo caso ha causado tensiones en los barrios periféricos de la capital, Fillon retomó una propuesta emblemática del ex mandatario: bajar la mayoría penal a los 16 años. "Si los nuevos delincuentes menores de edad se comportan como adultos delincuentes entonces corresponde tratarles como tales y suprimir la excusa de minoría y bajar la responsabilidad penal a los 16 años", argumentó Fillon que hasta ahora criticaba esta medida. El candidato conservador también defendió la idea de armar a los policías municipales.

Esta apuesta clara de Fillon por la seguridad -tema de predilección de su electorado- tras una muy probable negociación política con el ex mandatario Sarkozy busca superar la crisis y volver a instalar su programa en la agenda de una campaña que se ha vuelto impredecible.

"La Señora Fillon, solo con ser despedida, gana dos años de mi salario"

Una manifestante lleva un cartel que reza "Fillon en la cárcel" antes de la llegada del candidato presidencial a un mitin en Margny-les-Compiègne, al norte de París. 15 de febrero de 2017.
Una manifestante lleva un cartel que reza "Fillon en la cárcel" antes de la llegada del candidato presidencial a un mitin en Margny-les-Compiègne, al norte de París. 15 de febrero de 2017. REUTERS/Benoit Tessier

Pero afuera, en la entrada al mitin de Margny-les-Compiègne, el ruido de las cacerolas de unos cuarenta ciudadanos y sindicalistas -como ya es costumbre en sus desplazamientos, le recordaba cuanto ha perdido con estas revelaciones de presuntos empleos ficticios. Su popularidad bajó 19 puntos en un mes, según un sondeo de este miércoles.

"Somos jóvenes, funcionarios, padres de familia y el programa de Fillon no tiene futuro. La Señora Fillon, solo con ser despedida, gana dos años de mi salario. Esto es suficiente para venir con las cacerolas", denunció Guillaume, de 30 años, al micrófono de RFI. "Es esa actitud que consiste en llenarse los bolsillos que favorece a la extrema derecha, entre otras cosas. Si tiene un poco de honor, tiene que retirarse de la campaña... por él, por su partido, por Francia y por la democracia", reclamó por su parte Jean, originario de la región.

En la sala del mitin, los cerca de 4.000 militantes y simpatizantes de derecha aguantan, esperando a que pase la tormenta, y denuncian una conspiración mediática. "A mí me molesta que los medios se preocupen de este tema y no del futuro de Francia. Es lo más importante, no las sospechas sobre un solo candidato", subrayó Bruno, agricultor de 47 años. "Fillon es el mejor para rescatar a Francia. Tenemos que ir hasta el final y apoyarlo hasta el final. Cuando uno quiere matar a su perro, dice que tiene rabia. Es lo que están haciendo con Fillon y no me gusta para nada", prosiguió.

Simpatizantes del candidato presidencial François Fillon en el mitin de Compiègne. 15 de febrero de 2017.
Simpatizantes del candidato presidencial François Fillon en el mitin de Compiègne. 15 de febrero de 2017. REUTERS/Benoit Tessier

Este jueves la Fiscalía financiera informó que los elementos recogidos hasta ahora no permiten archivar el caso. La investigación preliminar sigue. Y los sondeos dan ahora a Fillon sistemáticamente como tercero: distanciado por la ultraderechista Le Pen y a pocos puntos del centrista Macron contra quien el conservador dispara ahora todas sus flechas.

Entrevistados: Mathieu Petithomme, politólogo de la Universidad de Besançon; manifestantes que reclaman la salida de François Fillon y simpatizantes del candidato conservador en la región de Margny-les-Compiègne.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.