Saltar al contenido principal

Seguridad máxima para la segunda vuelta

Policías vigilando la primera vuelta en París, 23 de abril, 2017.
Policías vigilando la primera vuelta en París, 23 de abril, 2017. REUTERS/Christian Hartmann

El gobierno francés ha tomado medidas de seguridad excepcionales para garantizar el desarrollo de la segunda vuelta de las presidenciales en Francia entre Macron y Le Pen que se celebra este domingo, como ya lo había hecho hace quince días para la primera vuelta. Francia está bajo estado de emergencia.

Anuncios

Más de 50.000 policías y gendarmes serán movilizados mañana para garantizar la seguridad del balotaje entre el centrista Emmanuelle Macron y la ultraderechista Marine Le Pen. El número de fuerzas del orden será similar al de la primera vuelta celebrada hace quince días.

También participarán en la operación los militares de la operación Sentinelle y policías municipales. El objetivo es proteger las 66.546 mesas electorales e “intervenir de inmediato en caso de incidente”, precisó el ministerio del Interior.

En los alrededores de París serán movilizados cerca de 12.000 policías y gendarmes. El objetivo de las fuerzas del orden será garantizar la seguridad de la votación así como responder a eventuales manifestaciones populares que podrían producirse después del escrutinio, ya sea celebraciones de victoria o de protesta.

Tras la primera vuelta, varios centenares de jóvenes “anti-fascistas” se dieron cita por la noche para protestar contra los dos candidatos que pasaron al balotaje. Los disturbios dejaron 6 policías y 3 manifestantes heridos en los enfrentamientos. Además, 143 personas fueron detenidas.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.