Saltar al contenido principal
FRANCIA / ELECCIONES

Macron en busca de una mayoría para gobernar

Para que el presidente Macron pueda aplicar su programa sin necesidad de formar coaliciones, su partido tiene que obtener al menos 289 escaños en el Parlamento. Este 21 de mayo de 2017.
Para que el presidente Macron pueda aplicar su programa sin necesidad de formar coaliciones, su partido tiene que obtener al menos 289 escaños en el Parlamento. Este 21 de mayo de 2017. REUTERS/Philippe Wojazer

En Francia arrancó oficialmente la campaña para las legislativas de junio en las que el presidente Emmanuel Macron buscará obtener una mayoría para poner en marcha su programa frente a dos partidos tradicionales debilitados. La extrema derecha y la izquierda radical también quieren pesar en la Asamblea.

Anuncios

Nunca la expresión "tercera ronda" para referirse a las legislativas había cobrado tanto sentido en Francia. Dentro de tres semanas, los franceses votarán nuevamente, esta vez para elegir a sus 577 diputados. Tradicionalmente los electores galos confirman su voto y le otorgan al presidente recientemente electo una mayoría para gobernar. Pero esta vez la irrupción del nuevo mandatario Emmanuel Macron y de su movimiento "La República en marcha", que ha superado el antiguo clivaje entre izquierda y derecha, vuelve muy incierto el panorama.

La derecha tradicional quiere ganar la batalla de las legislativas para imponerle un nuevo gabinete al presidente Macron. Pero la entrada de tres figuras del partido conservador en el gobierno -uno de ellos el primer ministro Edouard Philippe- complica el trabajo de sus candidatos en el terreno. "Además tenemos ideas similares en materia económica", reconocen algunos del ala moderada.

Renovación política

Según los sondeos, el partido de Macron encabeza las intenciones de voto, con alrededor de un 30% a nivel nacional. Lo favorecerían el impulso de la victoria en la elección presidencial pero también su política de renovación: la mitad de los candidatos que presenta "la República en marcha" viene de la sociedad civil.

Seguirían la derecha y la extrema derecha, ambas con un 20% de intenciones de voto a nivel nacional. Tras la derrota presidencial, el partido de Le Pen sufre fuertes tensiones internas y, visto que el sistema de elección no es proporcional, tendrá dificultades en capitalizar sus 10,6 millones de votantes de la primera vuelta de la elección presidencial. Aún así, tanto el Frente nacional, como la izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon, tienen como objetivo convertirse en la primera fuerza de oposición a Macron. De sus resultados también dependen sus finanzas para los próximos cinco años. Por ahora, las encuestas dan un 14% a la "Francia Insumisa" de Mélenchon y un 11% al moribundo Partido Socialista.

Si Emmanuel Macron no obtiene la mayoría absoluta de 289 escaños, tendrá que formar coaliciones con diputados de derecha o izquierda. Una situación inédita en el actual sistema político francés regido por la Constitución de 1958.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.